Categorías
Noticias

En el municipio de Tafí del Valle no hay personas aisladas, pero rige el bloqueo de la ruta 307

Los Valles tucumanos fueron protagonistas inesperados durante el feriado por el 9 de julio. El temor se apoderó de las localidades calchaquíes luego de que dos camioneros catamarqueños que despacharon mercadería por la zona dieran positivo por coronavirus ayer en la provincia vecina. En consecuencia, al menos una docena de personas fueron aisladas de forma preventiva en El Mollar, Amaicha del Valle y Colalao del Valle. En el Ministerio de Salud confirmaron los datos, y anticiparon que la semana que viene se practicarán hisopados a quienes tuvieron contacto con los infectados el lunes y el martes. “La situación está totalmente controlada”, aseveró Luis Medina Ruiz, secretario ejecutivo médico del Siprosa.

Los conductores viajaban en un camión frigorífico de la empresa Natilla, que permanece cerrada en Catamarca luego de que se registraran varios contagios en su sede. Antes de llegar a Santa María, en donde se sometieron a un control, el chofer y su acompañante habían realizado una serie de paradas en los Valles durante “un circuito de distribución de rutina” esta semana. Tras conocerse la noticia, un equipo de respuesta rápida del Siprosa acudió a los sitios para iniciar las investigaciones.

“Todas las carnicerías -son cuatro- fueron cerradas. Sus dueños, empleados y familiares fueron aislados. Los transportistas no tuvieron contacto más que con el personal de los locales. Usaban barbijos y guantes, y estuvieron poco tiempo”, comunicó Medina Ruiz en busca de tranquilidad. Y agregó: “los hisopados se realizarán en el momento oportuno, teniendo en cuenta que el período de incubación es de entre 5 y 7 días”.

En diálogo con LA GACETA, el funcionario médico especificó que es “muy probable” que los catamarqueños -que permanecían asintomáticos- se hayan contagiado en la provincia vecina. Consultado por el tiempo que permanecieron en Tucumán, aclaró que pasaron la noche entre el lunes 6 y el martes 7 “dentro de su camión” en los Valles. “También supimos que comieron encerrados con lo que ellos llevaron. Se ve que cumplieron con todos los recaudos”, ahondó.

Medina Ruiz también precisó que “no existe riesgo de contagio” entre los clientes que acudieron a las cuatro carnicerías cerradas por prevención. “Para transmitir el virus, primero se tendrían que haber enfermado los comerciantes. Pasó muy poco tiempo para que pase y, además, los contactos con los camioneros ya están aislados”, puntualizó.

¿En Tafí del Valle?
Si bien ayer al mediodía el intendente de Tafí del Valle, Francisco Caliva, afirmó que los camioneros habían estado en dos locales de esa ciudad, las investigaciones epidemiológicas preliminares establecieron luego que no habría habido contactos estrechos allí. “Cuando vino el Siprosa, el comerciante informó que no tuvo contacto con el distribuidor”, dijeron fuentes de la Municipalidad tafinista tras ser consultadas por las declaraciones de Medina Ruiz. Este funcionario había establecido que “el camión que transportaba carne ingresó a Tucumán el 6 de julio y dejó mercadería en El Mollar, Amaicha y Colalao” y no mencionó a Tafí del Valle. Anoche, él le confirmó a este diario que no había personas aisladas allí.

Los rumores se transmitieron con velocidad entre los habitantes de la villa veraniega y el movimiento de sus calles se vio reducido por algunas horas tras conocerse la noticia. Al igual que Medina Ruiz, el director del hospital local, Alejandro Bonari, indicó que, a diferencia de los otros tres pueblos, no había personas aisladas en la ciudad. “Pedimos el cierre temporal de una carnicería para que se realice una desinfección. Pasa que los camioneros dejaron mercadería allí, pero fue el jueves pasado y no tuvieron contacto con nadie porque tenían las llaves de la cámara frigorífica”, relató durante una conversación con LA GACETA. Bonari contó que la institución que dirige también trabaja con los afectados en El Mollar. “Estamos reforzando las medidas de precaución. Tenemos todo controlado y no queremos ningún inconveniente”, cerró.

El bloqueo de la ruta 307
Luego de que se encendieran las luces de alerta por el paso de los camioneros catamarqueños infectados, Caliva le ordenó al puesto policial de Las Mesadas que “nadie pase si no tiene domicilio en Tafí del Valle”. La medida comenzó a regir al mediodía y, si bien ya se encontraba limitado el paso, desde ese momento el acceso permaneció cerrado casi de forma total para los no residentes. “Solamente pueden pasar quienes tienen domicilio en la ciudad; nadie más. Les estamos diciendo a los automovilistas que tienen que volver por el mismo camino”, insistió el comisario Jorge Negrete, a cargo del operativo policial sobre la ruta provincial 307.

El círculo del jefe municipal argumentó que la orden fue tomada por temor a nuevos casos de coronavirus. Consultado por esa disposición, Medina Ruiz respondió: “no hay una recomendación por parte del Siprosa para cerrar la ruta por ahora”. De todos modos, recordó que el tránsito interjurisdiccional aún se encuentra limitado y que el Comité Operativo de Emergencia (COE) aún no habilitó el turismo interno en Tucumán.

“Si vemos que hay alguna situación que ponga en riesgo a las comunidades, la comunicaremos cuanto antes -transmitió el funcionario médico-. Podemos volver a asegurar que no hay circulación comunitaria, pero debemos seguir extremando las medidas de bioseguridad”.

Autoridades de las zonas afectadas en el noroeste tucumano pidieron a los comerciantes y vecinos que se acerquen al Hospital de Tafí del Valle o se comuniquen al teléfono 03867-421031 si creen haber tenido contacto con los camioneros infectados.

Fuente: lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *