Categorías
Entrevistas

Hijos del rigor

Se multiplicaron en Tucumán las fiestas y reuniones clandestinas, contrariando lo dispuesto por el Comité Operativo de Emergencia (COE) que decidió permitir, en esta etapa de flexibilización ascendente, solo reuniones de hasta 10 personas. Por eso los operativos para desarmar estos actos ilegales se incrementaron, con el objetivo de frenar cualquier disparador que genere una transmisión comunitaria del Covid-19. Estas actitudes transgresoras ponen a la provincia frente a la posibilidad de regresar a la fase 1 de la cuarentena. Una medida que hay que evitar por los altísimos costos económicos, sociales y psicológicos que genera.