Categorías
Noticias

Tucumán: Desgarrador relato de la mujer que halló muerto al sacerdote

Antonia llegó a las 8.20 a la parroquia y comenzó con la limpieza como todos los días. No le llamó la atención las luces prendidas debido a que siempre las apagaba cuando iniciaba sus tareas por las mañanas. Al notar que el padre no estaba levantado decidió no molestarlo hasta las nueve y media. En ese momento se acercó a la habitación del padre Oscar para hablarle cuando vio la escena.

 “Le dije ¡padrecito buen día! Y no me contestaba, cuando me asomé a la puerta de su pieza estaba tirado mi padrecito querido. Pensé que estaba desmayado, pero lo vi morado a mi padre querido. No podía creer lo que había pasado. Encontrar a mi padre tirado. Un dolor muy grande”; comenzó explicando la escena Antonia.

“Había manchas de sangre debajo de su cuerpo. En la otra pieza estaba todo desordenado, desparramaron todo hurgado. Si le llevaron la billetera le habrán llevado dos pesos”.

Además, la mujer expresó: “Le saqué la colcha que tenía en la cara y después salí gritando para afuera porque vi que estaba morado. Después vinieron la secretaria y mi hija que pensaban que estaba desmayado. Le sacaron la cinta que tenía en la boca con el barbijo. Tenía sangre y estaba debajo de la cama”.

Continuando con el relato, Antonia sostuvo: “Estoy muy dolida, muy sentida por el daño que le hicieron para quitarle dos pesos, porque no tenía más, estaba como todos nosotros sin plata. Le llevaban comida la gente que lo ayudaba”.

Respecto a las armas de fuego, la mujer explicó: “Las armas él las tenía en el placard. Yo sabía de esas armas porque al morir su madre él se las quedó, y había veces que estaba solo y dormía con el arma debajo de la almohada. Si él llegaba entrar hubiera agarrado para defenderse”.

Antonia trabaja en la limpieza de la capilla desde hace once años y compartió muchos momentos con el padre Oscar: “Compartí muchas cosas con él, es por eso el dolor tan grande que siento. Me trataba como padre, me daba consejos en esta vida porque tengo dos hijos y me ayudó muchísimo con la crianza”.

En relación a lo solidario que era el padre Oscar, Antonia contó: “El viernes pasado fue un hombre que le pidió mercadería y el padre le dio, después volvió y me pidió que le saque un par de zapatillas de las de él para entregarle al hombre. Las habrá usado dos veces a esas zapatillas”.

Fuente: Telefe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *