Categorías
Noticias

Deuda: si no hay aceptación del canje, el Gobierno lo dejará de lado y avanzará con el FMI

Lo aseguraron fuentes oficiales. No descartan posponer al 28 de agosto la fecha límite para adherir a la oferta.

Los días avanzan y restan dos semanas hasta el martes 4 de agosto, último día día vigente para que los acreedores de deuda bajo legislación extranjera definan si adhieren al canje o no. De no llegar a una resolución satisfactoria, el Gobierno dejará de lado esta operación con privados y avanzará con el préstamo con el Fondo Monetario Internacional, confiaron fuentes oficiales.

Por ahora se expresaron a favor de la oferta argentina algunos fondos, como Gramercy y Fintech, y también otros de peso un poco menor, pero los más duros en la negociación, como BlackRock mantienen su postura y se muestran intransigentes.

Si bien en el Gobierno dijeron en varias oportunidades que la oferta sobre la mesa era la última, y luego hubo mejoras, ahora aseguran que la postura oficial de plantarse en la propuesta formalizada semanas atrás es de verdad.

De hecho el propio Alberto Fernández lo subrayó ayer en una entrevista con el diario británico Financial Times. «Esto es lo que podemos hacer, no podemos hacer más «, enfatizó el presidente y añadió: «Esperamos que el mundo nos entienda. No vinimos aquí para pelear con acreedores, vinimos a solucionar un problema que no creamos».

En esa línea afirman en los pasillos oficiales que no hay posibilidades de pagar más que lo ofrecido y que, en caso de no conseguir llegar a los porcentajes requeridos para que se concrete el canje, pospondrán la operación para otro momento, en el que, además, el efecto del coronavirus haya quedado atrás.

Avanzarán entonces en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional para conseguir un préstamo y refinanciar así la deuda con el organismo.

La última carta que se guardan, sin embargo, es la posibilidad de extender la fecha de cierre del canje: el 4 de agosto se puso como fecha límite, vigente hoy, porque la oferta no podía estar abierta más que 30 días ante la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). 

En verdad el plazo original que habían pensado en el Gobierno era dejarlo abierto hasta el viernes 28 de agosto. “Con cerrar cinco días hábiles antes de la liquidación, que está prevista para el viernes 4 de septiembre, alcanza”, mencionó una fuente oficial que está en la primera línea de las negociaciones.

Es así que no descartan extender desde el actual 4 de agosto hasta el 28 de del mes próximo el plazo para adherir a la reestructuración de la deuda en dólares, como posibilidad última para buscar adhesiones, pero reiteran que no habrá mejoras.

Confiaron también que luego de la formalización que hicieron de la última oferta oficial ante la SEC no recibieron ninguna contrapropuesta de alguno de los tres grupos principales de deuda, como Ad Hoc, Tenedores de Bonos de Canje o el Comité de Acreedores.

Estos dos primeros habían manifestado a través de un comunicado que la última propuesta se acercaba más a las pretensiones que tienen pero aún así distaba y que la rechazaban. Ad Hoc y Tenedores aseguran tener el 32% del total de deuda a canjear, por lo que podrían trabar la reestructuración.

Cruces por el gabinete y un Gobierno resignado a convivir con la interna

Según el umbral mínimo de participación que incorporó el equipo económico en la última oferta, se debe dar que un 50% acepte en canje (o un 60% cuando se aplican las cláusulas de acción colectiva).

Aún así, y pensando en la posibilidad de cerrar sin los grandes grupos, no está dicha la última palabra de si se alcanza el umbral sin ellos. Pero de no llegar, en el Gobierno se vuelcan a dejar de lado la parte con privados para más adelantes y a avanzar con la otra arista de la renegociación de la deuda: la del FMI.

Los cambios introducidos a fines de 2015 en las políticas del Fondo le permiten al organismo internacional dirigido por Kristalina Georgieva prestar a la Argentina, aún en una situación de default.

La condición es que el Gobierno demuestre que actuó de buena fe con los acreedores privados. Así, los parámetros establecidos delimitan que podría haber financiamiento excepcional para la Argentina.

A fines de 2015 hubo un cambio de 180 grados en el FMI: hasta ese momento, el organismo no podía seguir prestando a un país miembro que entraba en cesación de pagos, pero desde ese momento, siempre y cuando se den ciertas circunstancias, sí puede hacerlo.

www.clarin.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *