Categorías
Noticias

Las recomendaciones para seguir conviviendo con el coronavirus

A 121 días de haber iniciado la cuarentena en la Argentina, este lunes comenzará una nueva etapa en el AMBA, la zona con mayor cantidad de contagios de coronavirus. Habrá una mayor flexibilización de actividades, con el objetivo de ir haciendo aperturas escalonadas siempre y cuando no se disparen las cifras de muertos y infectados.

Hasta que se descubra la vacuna o aparezca un tratamiento que sea eficaz contra el Covid-19, las medidas y protocolos con las que están aprendiendo a convivir los argentinos deberán mantenerse.

Evitar aglomeraciones

La OMS admitió que algunos informes sobre brotes de Covid-19 en ambientes cerrados abarrotados sugieren la posibilidad de transmisión de aerosol combinada con la transmisión de gotas, por ejemplo, durante la práctica de coro, en restaurantes o gimnasios, pero afirman que se necesitan más estudios para comprender esos brotes. Por eso, se recomienda no exceder el 50% de la capacidad de los espacios. 

Respetar las medidas de higiene respiratoria

Para evitar el contacto con estas gotas, es importante mantenerse al menos a 1 metro de distancia de otras personas, higienizarse las manos con frecuencia y cubrirse la boca con un pañuelo descartable al estornudar o toser.

Usar siempre barbijo o tapabocas

Cuando no es posible distanciarse físicamente (pararse a un metro o más de distancia), usar una máscara de tela es una medida importante para proteger a otras personas. Está comprobado que no sirve como protección para quien la usa, pero ayudar a reducir la carga viral en los ambientes ya que muchos infectados cursan la enfermedad en forma asintomática y pueden contagiar sin saberlo.

No relajarse

Para contagiarse, basta con tomar contacto por unos 15 minutos en un lugar reducido, como un comercio, charlando con el vendedor, eventualmente con el barbijo mal colocado. Relajar quiere decir que aunque la gente a esta altura tiene claro cuáles son las medidas de cuidado, se ve cómo muchos usan el tapabocas sólo cubriendo la boca y no la nariz, o puesto sobre el mentón. Los expertos afirman que estas acciones influyen en la transmisión comunitaria, igual que la falta de distancia.

El asunto de los descuidos es central. Lo era en marzo y sigue siendo el principal problema ahora. «Estamos teniendo casos de positivos de coronavirus en el personal del hospital, enfermeros y camilleros que no estuvieron en contacto con enfermos de covid, por lo que es evidente que si bien mantienen firmes los cuidados dentro del hospital, cuando salen relajan las medidas» advierte Cristina Freuler, jefa de Infectología del Hospital Alemán.

Manos siempre limpias

«Esta es una enfermedad respiratoria, por lo que se transmite cuando hablamos, estornudamos, tosemos, es decir, por las gotitas que eliminamos y que quedan en el aire o superficies, pero principalmente por lo segundo: tocar superficies sucias con las manos, y luego llevarlas a la boca, nariz u ojos«, advierte Ricardo Teijeiro, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y médico infectólogo del Hospital Pirovano.

Propagación

La forma más común es que los contagios se den por contacto estrecho, es decir, por transmisión entre convivientes o entre amigos que se juntan y se quitan el barbijo o directamente no respetan la distancia prudencial.

Fallecimientos en el hogar

Transitar el duelo por la pérdida de un ser querido es todavía más difícil en cuarentena, por las restricciones en velatorios y entierros. Por eso, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) recomendó que si la persona falleció por coronavirus en su casa, se dé aviso al sistema público o privado para constatar la muerte. Y que se evite el ingreso al domicilio de otros familiares o amigos.

“Las personas que estuvieron en contacto con el fallecido antes del deceso pueden ser portadoras del virus y deben tomar máximos recaudos en cualquier contacto con otros familiares y deudos”, advierte. Si el paciente falleció en un hospital, también se indica distanciamiento del cuerpo, y que los objetos de la persona fallecida se desinfecten antes de ser devueltos a su familia.

Evitar el estrés

Además de la pandemia, la angustia y el estrés puede bajar las defensas del organismo. La OMS recomienda «hacer ejercicio regularmente, mantener las rutinas de sueño regulares y comer comida sana”. Para los niños, el organismo recomendó ayudarlos a encontrar formas positivas deexpresar sus sentimientos como el miedo o la tristeza.

Contacto virtual

La idea con familiares y amigos es mantenerse conectado por correo electrónico, redes sociales, videoconferencia y teléfono. Incluso cuando esté aislado. A nivel general, la OMS recomendó «ser empáticos con todos los afectados, apoyar a los que más lo necesitan y amplificar historias positivas y esperanzadoras». Lo mismo se aplica para las cuestiones laborales. Todos aquellos trabajadores no esenciales que puedan, deben recurrir al trabajo remoto para seguir con su actividad cotidiana.

Ventilar los ambientes

Limpiar y desinfectar las superficies y objetos de uso frecuente (especialmente mesas, mesadas, sillas, escritorios de trabajo y otros utilizados diariamente como picaportes y teléfono celular) con una solución de agua y detergente. Desinfectar con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina de uso comercial en 1 litro de agua.

Fuente: clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *