Categorías
Noticias

El destino elegido por los jóvenes para viajar al exterior

En los últimos meses, la mirada de la mayoría de los jóvenes argentinos que planean irse a trabajar por un año al exterior no estuvo puesta en Australia o Nueva Zelanda, como solía ser, sino en Suecia. El aumento repentino de las consultas para obtener la visa de Working Holiday para residir en el país nórdico tiene una explicación, y es que, en este momento, es el único destino disponible.

A diferencia de los otros 14 países que tienen convenio de Working Holiday -un permiso de residencia por un año- con la Argentina, Suecia combina dos aptitudes que lo distinguen: el primero es que el proceso de aplicación para la visa es 100% digital y el segundo es que, a pesar de que sus fronteras están cerradas desde marzo, Suecia permite el ingreso de personas con esta visa u otros tipos de permisos de residencia.

Esto último está relacionado con la particular estrategia para combatir el coronavirus que empleó Suecia. A diferencia del resto de los países afectados por el virus, optó por un modelo propio, basado en el distanciamiento social sin cuarentena. En este país, por ejemplo, los bares, restaurantes y hoteles, principales fuentes de trabajo de los jóvenes que realizan Working Holiday, no fueron cerrados para evitar el esparcimiento de la pandemia.

«Hice el trámite de la visa en 20 minutos», dice María Passarini, licenciada en Ciencias de la Educación, de 24 años. Aplicó a finales de junio y aún no ha recibido su respuesta. Según la Embajada de Suecia en la Argentina, el tiempo del trámite es aproximadamente de cuatro meses. Una vez que obtenga el permiso, la idea de Passarini es viajar a Italia, en donde vive su novio, y luego trasladarse a Suecia para un año laboral.

«Sé que solo voy a conseguir laburo de moza o algo del estilo, pero no me importa. Quería irme un año a cualquier lugar de Europa. Vi en las redes que el único destino al que se podía aplicar teniendo la certeza de poder entrar es Suecia, así que tomé mi decisión y empecé los trámites lo antes que pude», cuenta.

Desde Suecia, la argentina Lucía Ortíz ve que se repite esta misma historia en muchos de los que se muestran interesados en unirse al grupo de Facebook Argentinos en Suecia. «Leés los comentarios que ponen en las publicaciones y lo ves: los argentinos que quieren hacer Working Holiday apuntan solo a Suecia. Es el único país que te asegura que realmente te vas a poder ir», dice.

Ortíz tiene 30 años y trabaja de camarera en un restaurante de Gotemburgo, la segunda ciudad más grande de Suecia después de Estocolmo.

Según la Embajada de Suecia, el trámite para solicitar el permiso de residencia se realiza de manera directa con la Dirección de Migraciones de Suecia, de manera online. Es por eso por lo que la Embajada no tiene información sobre cuántas personas ingresaron solicitudes durante la cuarentena, ni sabe si hubo un incremento.

Sin embargo, desde la página web YoMeAnimoYVos, dedicada al asesoramiento de viajeros y a la venta de seguros de viaje para Working Holiday, afirman que la preponderancia de Suecia sobre el resto de las opciones es una realidad. Según Bernardo Carignano, su CEO, el 90% de los seguros de viaje que vendió la empresa en los últimos meses fue para viajes con destino a Suecia.

«La mayoría de los jóvenes que van a Suecia son profesionales, pero van allá y trabajan de camareros, ayudantes de cocina o limpiando hoteles y restaurantes. Si aprendés sueco, podés llegar a conseguir trabajos mucho mejores. Lo hemos visto», afirma Carignano.

Más allá de ser la única opción disponible de Working Holiday, Carignano asegura que este destino tiene una serie de características propias que lo distinguen del resto. «Podés ir diciendo Hello nomás. No te exigen que sepas inglés ni tampoco que seas universitario», dice. Además, según Carignano, este país sobresale por el alto nivel de calidad de vida que tienen sus habitantes.

Vivir en Suecia

«Al principio, cuando volvíamos de una fiesta, le preguntaba a mis amigas suecas si habían llegado bien a sus casas. Ellas no entendían. Me respondían: «sí, ¿por qué?». Después, me acostumbré a la seguridad de acá y dejé de preguntar», recuerda Rodrigo Domínguez, un mendocino de 25 años que vive en Gotemburgo hace 15 meses. Su residencia de un año ya caducó, pero pidió un permiso para extenderla un par de meses más.

Domínguez es chef. Antes de viajar, trabajaba en un restaurante de Mendoza como encargado de cocina y ganaba $20.000 por mes. En Gotemburgo tiene el mismo puesto de trabajo, pero su salario, en cambio, es de $121.500 -15.000 coronas suecas-. «Vivir acá es más caro, pero no lo es si tenés en cuenta el sueldo», agrega.

Lo mismo piensa Cintia Monzón, una porteña que acaba de terminar su cuarto programa de Working Holiday. El primero fue en Dinamarca. Después, hizo Francia, Alemania y Suecia sin pausas entre medio. «Es mucho más barato vivir en Suecia que en Dinamarca o Noruega. Es más, hay muchas personas que viven en Suecia y trabajan en Noruega porque acá es más barato vivir, pero allá se gana mejor», dice.

A lo largo de los últimos cuatro años, Monzón fue armando un blog, Crecí Viajando, en donde comparte información sobre la vida en cada una de las ciudades en las que residió y compara las diferentes experiencias que tuvo en cada una de estas.

De su estadía en Suecia, Monzón remarca un aspecto negativo: la dificultad de conseguir un trabajo de tiempo completo sin saber sueco. «Yo necesitaba tener dos trabajos de algunas horas cada uno para vivir y ahorrar. Lo más común es que te confirmen las horas laborales cada semana. En un momento, cuando trabajaba como servicio de limpieza en un hotel, me las confirmaban cada día. Es muy cansador, y más si querés tener un estimativo de cuánto vas a poder ahorrar», sostiene.

La web YoMeAnimoYVos publicó un artículo a principios de mes en donde elaboraron un índice de ahorro comparativo entre las 15 ciudades con convenio de Working Holiday: ahí consideran que el ingreso promedio mensual de un argentino con visa de Working Holiday en Suecia es de 1798 dólares. Por otro lado, estiman que su gasto promedio mensual es de 1093 dólares, y, por lo tanto, calculan un ahorro de 705 dólares por mes. Los primeros en la lista de ahorros son Australia, con un aproximado de 1600 dólares, y Nueva Zelanda, con uno de 1100 dólares.

Fuente: lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *