Categorías
Noticias

La fórmula que predice el pico de contagios: un caso cada 9 segundos

Hay diferentes maneras de medir la pandemia de coronavirus. Una es la que se basa en el ya famoso R0, que es el índice de contagiosidad. Y que indica que el pico de contagios quedará atrás una vez que el valor del R sea menor a 1. Otro modelo, creado por científicos argentinos y chequeado por miembros de la Organización Mundial de la Salud, permite quitarle el manto de abstracción a la fórmula y llevarla más a un terreno del sentido común. Esto es, cuánto tiempotiene que pasar entre un contagio y otro para poder aseverar que se está atravesando el pico de casos.

Los expertos elaboraron una fórmula matemática para identificar un patrón de comportamiento temporal, que se repitió en todos los países que ya superaron el pico de casos y tuvieron medidas restrictivas similares a las de Argentina. Cuando comenzó la pandemia, el tiempo que transcurría entre un contagio y otro obviamente era mucho mayor. A medida que la cantidad de casos aumentó, ese lapso se fue achicando.

La investigación se encuentra en instancia de revisión para su publicación en la revista científica europea Chaos, Solitons & Fractals. Fue elaborado por tres investigadores de la Universidad de Tres de Febrero: Néstor Barraza, profesor asociado de Probabilidad y Estadística; Gabriel Pena, ingeniero; y Verónica Moreno, doctora en matemática.

Los investigadores buscaron como modelos comparativos países que hubiesen adoptado modelos de contención del virus parecidos al argentino, con cuarentenas más o menos prolongadas. Barraza explica: «En países como Brasil o Estados Unidos, que no aplicaron cuarentenas estrictas, el tiempo entre un contagio y otro cuando llega el pico es diez veces menor”.

Aclarado esto, los especialistas llegaron a la conclusión de que el tiempo entre un contagio y otro cuando un país se encuentra el pico de la curva de contagios oscila entre 0,1 y 0,2 minutos. Eso, traducido a segundos, significa entre 6 y 12 segundos, según el territorio analizado. Esto daría un promedio internacional de 9 segundos.

Lo importante no es que el hombre de a pie sepa todos los días cada cuántos segundos está habiendo entre un contagio de coronavirus en el país, como quien consulta la temperatura. Pero la medida sirve como un elemento de predicción, para poder vislumbrar cuándo efectivamente ocurrirá ese pico que se viene anunciando hace rato y nunca termina de llegar. Ese que desorienta hasta al presidente Alberto Fernández: lo anunció como un hecho presente mientras transcurrían los últimos días de la fase 1 revisitada y anteayer volvió a ubicarlo en un futuro inminente.

¿Dónde está parada hoy la Argentina? Según el modelo creado por estos investigadores, en el país hay actualmente un un contagio cada 0,27 minutos, que es lo mismo que decir uno cada 16 segundos. Ese número cambia todos los días. Los investigadores calculan que todavía deben pasar unas dos semanas para que se llegue a la instancia del pico. ¿Cómo lo saben? Según dedujeron de la misma fórmula, el tiempo entre un contagio y otro viene bajando a razón del 1 por ciento cada 24 horas. Una vez alcanzado el pico, la cantidad de casos diarios empezará a bajar.

Este trabajo está hecho en base a los casos registrados cada día e informados por el Ministerio de Salud de la Nación. Se sabe que existe una brecha entre lo que se testea y la realidad de los contagios. Siempre hay un subregistro. Sobre ese punto, Barraza explicó: “Tomamos esa variable en la que puede haber una desviación, pero al mismo tiempo la comparación está hecha siempre con los registros oficiales en cada país”.

Otra aclaración tiene que ver con si se puede hablar de un pico de contagio a nivel país, ya que la realidad de la pandemia no es la misma en las diferentes provincias. Algo más del 90 por ciento de los casos están en la zona del AMBA. Eso significa que, en realidad, los 16 segundos que hoy tiene el país entre un contagio y otro representan más al área metropolitana que al Interior. Lo que surge del cálculo es un promedio, pero con mucha mayor incidencia de la Capital y la provincia de Buenos Aires en el resultado obtenido. Es decir, cuando pase el pico en el AMBA, habrá pasado el pico del país.

Una vez que la Argentina atraviese el pico de casos, es probable que, como está ocurriendo en otros lugares del mundo, pueda haber brotes puntuales en diferentes zonas, pero el grueso de casos -que son los que mueven la curva- habrá comenzado a descender.

Para establecer un paralelismo con el índice de contagiosidad, cuando el tiempo entre un contagio y otro esté entre 0,1 y 0,2 minutos en el país, será el equivalente al momento en que el R0 llegue a 1. Desde esa instancia, la cantidad de contagios empezará a bajar. Cuando el R0 esté en 0,9, 10 personas contagiarán a 9, y esa relación descendente irá en aumento.

Lo mismo se verá, según los científicos de la Universidad de Tres de Febrero, con la cantidad de segundos entre un contagio y otro: esa diferencia temporal será cada vez mayor hasta que el país logre estabilizarse en una “nueva normalidad”. Será el momento, también, en que comience a bajar la demanda de las camas de terapia intensiva.

Fuente: Clarín.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *