Categorías
Noticias

Tucumán: el coronavirus circula

El Ministerio de Salud Pública de Tucumán informó que suma trece nuevos casos de COVID-19 en Tucumán, totalizando 218.

Según el parte oficial los mismos corresponden a contactos estrechos de casos positivos. Cuatro son de Lastenia, cuatro de Las Talitas, tres de Capital, uno de Concepción y un trabajador del transporte detectado en control fronterizo con test rápido positivo y luego confirmado por PCR por hisopado, también domiciliado en Las Talitas. Los pacientes se encuentran en aislamiento hospitalario de manera preventiva.

El coronavirus circula aunque el gobierno de Juan Manzur siga tratando de evitar enfrentar la realidad tal cual es. Prefiere creer que se puede acotar esa circulación. Hoy está frente a un dilema difícil de resolver, ya que toda decisión que tome el resultado no está asegurado.

Si el virus está en Tucumán comenzará a tener cada vez una mayor velocidad de contagios. La explicación de circulación en «conglomerado» se cae por el propio peso de los últimos casos. La mayoría están fuera del radio del cerco establecido en Lastenia.

El gobierno de Juan Manzur ha demostrado acabadamente un escaso apego a la verdad y trata de disimular las malas noticias apoyado por un poderoso sistema de información dominante. Por eso el primer mandatario se mantiene ileso a pesar que casi no habló este año de la epidemia de Dengue que debió soportar la población. No habla del problema educativo que generó la cuarentena, no se refiere a la situación de cientos de miles de personas que padecen hambre y de los casos de desnutrición que hay en Tucumán. Minimiza la realidad con un relato confuso donde no acepta ni desmiente los hechos, prefiero barnizarlos con palabras y frases comunes.

Es necesario que los ciudadanos de Tucumán tomen conciencia que deben respetar las medidas preventivas como en los primeros días de flexibilización de las actividades económicas. El riesgo es alto en estos momentos, porque se ignora cuál es la verdadera situación de Tucumán. Hay secretismo y simulación oficial.

El gobierno pensó que inflamando las acciones y haciendo de todo acto una puesta en escena iba a poder llegar hasta la vacuna con la tranquilidad de pocos casos. Se mostró preocupado e infalible, pero la realidad lo interpela y lo desnuda.

Cuando había pocos casos en Tucumán el gobierno de Juan Manzur afirmaba que se debía al trabajo heroico de los funcionarios, trabajadores de la salud y de seguridad. Ahora que crecen los casos los culpables son los ciudadanos irresponsables. Estamos ante un caso de patético e irresponsable populismo.

Gobierno y sociedad tienen responsabilidades compartidas. El gobierno debe cuidar celosamente las fronteras y utilizar los métodos más eficientes para frenar el ingreso de contagiados con Covid-19 a la provincia. Y decir la verdad si esos métodos son infalibles o no. Hasta ahora lo planteaban como infalibles a lo que sumado el trabajo sin descanso de toda el área de salud Tucumán tenía resuelto el problema.

La sociedad debe saber la verdad: cambió el escenario, el virus circula y el riesgo crece hora a hora.

De Nuestra Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *