Categorías
Noticias

Custodian el depósito de Mercado Libre

Los gremialistas se mantienen en el acceso ante la amenaza de Camioneros de realizar asambleas en las plantas de la empresa. La CGT quiere ver a Moroni para respaldar a Daniel Vila, el sindicalista que representa a los 1.200 trabajadores que pretende afiliar el moyanismo.

Sindicalistas de la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga custodian desde hace una semana y las 24 horas la entrada al Centro de Distribución de Mercado Libre en La Matanza. La decisión no es casual: se instalaron allí desde que Pablo Moyano amenazó con realizar asambleas en los ingresos de las plantas de distribución de esa empresa, como parte de la ofensiva del Sindicato de Camioneros para quedarse con el encuadramiento de los 1.200 trabajadores que pertenecen a aquel gremio.

La intención de los Moyano sufrió hace 48 horas un duro revés políticoel consejo directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) avaló la posición de la Unión de Carga y Descarga, que lidera Daniel Vila, y se comprometió a gestionar una audiencia con el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, para explicarle por qué la central obrera considera equivocado el reclamo de Camioneros.

Militantes de Camioneros bloquearon a mediados de julio la entrada de los depósitos de Mercado Libre y provocaron problemas en la entregas de productos, luego de lo cual Moroni convocó a la empresa y al sindicato de los Moyano a crear una comisión para negociar una salida al conflicto.

En el transcurso de las negociaciones, Camioneros se comprometió a “mantener la paz social” sin la realización de bloqueos, pero luego de dos reuniones entre las partes se mantuvieron las diferencias y Pablo Moyano consideró que el conflicto “no pudo ser resuelto”, tras lo cual habló de “la posibilidad de que los trabajadores retomen las asambleas en los ingresos de las plantas de distribución”.

Sin embargo, Moroni habló con el titular de Camioneros, Hugo Moyano, quien le aseguró que su gente no volvería a bloquear los centros de distribución de la empresa de Marcos Galperín.

Antes de que el consejo directivo cegetista en pleno respaldara a Vila, el cotitular de la CGT Héctor Daer fue categórico en ese sentido“Creo que hay que ser respetuosos de las organizaciones sindicales. El convenio colectivo lo tiene firmado el gremio de Carga y Descarga” , dijo.

Destacó que “no se puede generar un pleito de encuadramiento por los hechos porque para algo están la Justicia y las normas”, y sostuvo que “bajo ningún punto de vista el pleito de Mercado Libre se puede resolver con un bloqueo”.

Para Daer, “no se trata de cuál es el gremio que tiene mejor salario, sino estaríamos todos encuadrados en el convenio de pilotos de avión”. Y agregó: “Cuando uno ve un video que los compañeros tienen que salir amedrentados por otros compañeros, no es bueno y menos en estos momentos en los que tenemos que transitar otros mecanismos de solución”.

Pablo Moyano respondió que “esas críticas (de Daer) no tienen fundamento y carecen de toda moral y de ética” y destacó que el Sindicato de Camioneros “defiende de forma constante el salario, los derechos y los puestos de trabajo, a contramano de la CGT que, en plena pandemia de coronavirus, convino la reducción de los haberes en un 25%”.

Agregó que “el acuerdo de reducción de los salarios y la cuotificación del aguinaldo reflejó la ausencia de respeto a todos los trabajadores, quienes a diario arriesgan su salud en plena pandemia”.

Por eso le pidió a Daer “no entrometerse” en el conflicto de “esa compañía millonaria, que sólo piensa en sus ganancias a costa del personal” y sostuvo que “el conflicto camionero con Mercado Libre se fundamenta en la defensa y dignidad de miles de familias explotadas por empresarios millonarios que abonan limosnas a los trabajadores”.

La empresa, por su parte, mantiene su postura de que los trabajadores de Camioneros realizan su labor dentro de una actividad distinta y quieren expandirse de manera ilegal porque el convenio para los trabajadores del centro de distribución de La Matanza fue firmado con la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga y luego homologado por el Ministerio de Trabajo en 2018.

Vila, enrolado en el barrionuevismo, lidera un gremio que creció de los 2 mil afiliados que tenía cuando asumió, en 2012, a los 9 mil actuales, a través del crecimiento de la actividad en la zona portuaria, los depósitos fiscales, el Mercado Central y, por supuesto, el Centro de Distribución de Mercado Libre, uno de los depósitos adonde se concentraron los bloqueos moyanistas.

El sindicalista le dijo a Infobae tras la protesta de Camioneros: “Moyano pensaba que nos íbamos a quedar con los brazos cruzados, pero se equivocó. A la noche trajeron unos 300 tipos en autos y colectivos, pero nosotros ya teníamos 800 personas esperándolos. Se tuvieron que ir. Terminaron bloqueando los depósitos en los que hay afiliados de ellos porque nosotros trabajamos normalmente. Esto es inédito en el sindicalismo”.

Hoy, en medio de una paz sindical que puede romperse en cualquier momento, los activistas de Carga y Descarga mantienen la custodia del acceso a la planta de 75.000 metros cuadrados de Mercado Libre. Todavía hay muchas dudas sobre el final de este conflicto y una certeza: en un país donde la afiliación a los sindicatos es libre y voluntaria, la opinión que debería valer es la de los trabajadores.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *