Categorías
Noticias

Vecinos presos. Indignación en Concepción

El Ministro de Desarrollo Social, Gabriel Yedlin, llegó hasta barrio Municipal de Concepción, al sur de Tucumán, para pedirle a los vecinos que quedaron dentro del cerrojo que tengan calma.

Como todo burócrata parado en sus privilegios espera que los vecinos que imprevistamente quedaron presos geográficamente por 14 días no se alteren. Pareciera que no se tuvo cuenta la fecha del mes, donde la mayoría necesita cobrar jubilaciones, pensiones o algún beneficio que otorga el Estado, para luego pagar las deudas contraídas. Nada de eso podrán hacer porque están congelados en el tiempo, aunque el reloj siga marcando el paso de los minutos, las horas y los días.

Les prometió que el lapso que estarán en el encierro de unas cuadras pasará rápido, aunque es más tiempo que el que pasa un punga detenido cuando es llevado a una comisaría, y a los pocos días recupera la libertad.

Los vecinos mostraron estar nerviosos, alterados e indignados con la medida extrema que atropella con sus libertades civiles. Una práctica que pareciera enamorar a las autoridades, quienes la justifican como necesarias para frenar los contagios.

El férreo vallado no les permitirá acudir al médico o a comprar medicamentos a quienes lo necesitan. Las autoridades prometieron solucionar estos inconvenientes.

Yedlin dijo para calmar los ánimos que «es algo que llegó desde China y ahora lo tenemos aquí», aunque esas desafortunadas palabras no alcanzaron para que los vecinos se sientan tranquilos, frente a la medida tan extrema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *