Categorías
Noticias

24 nuevos contagios en Tucumán. Fase 5?

El Ministerio de Salud Pública informó a través de dos partes dados a conocer que se suman veinticuatro nuevos casos de Covid-19 en Tucumán, totalizando 500 hasta el momento.

Los casos corresponden a los Departamento de Burruyacu (1); Chicligasta (3); Cruz Alta (1); Lules (2) ,San Miguel de Tucumán (14), Departamento Tafí Viejo (3).

Con estos nuevos casos comunicados por la autoridad sanitaria, a través de dos partes, como lo viene haciendo uno al mediodía y el otro a la tarde, Tucumán sigue una carrera ascendente de nuevos contagios.

La Capital (150) superó a Cruz Alta (138) en cantidad de casos, y es de esperar que por tener mayor población los casos crezcan más en San Miguel de Tucumán. Además, hay que tener en cuenta que los casos del departamento de Cruz Alta son altos porque ahí pertenece la localidad de Lastenia, que fue el lugar donde comenzó esta nueva etapa de multiplicación de positivos, y luego saltó a otros municipios.

La Ministra de Salud, Rossana Chahla, informó que hay seis pacientes internados con cuidados críticos y que tres de ellos se encuentran con asistencia respiratoria.

El gobierno vive momentos de zozobra debido al crecimiento de los casos. Es un golpe para la gestión del gobernador Juan Manzur, quien ocupó jornadas, semanas y meses preparándose para esta situación. Todo iba bien mientras el virus no circulaba por Tucumán, creyó que la suerte estaba de su parte. Pero ahora tomó en cuenta que los momentos por venir serán un gran desafío para este sanitarista que gusta de las escenificaciones y de los actos políticos pensados para ser mostrados por los medios de comunicación.

Juan Manzur, es una persona formateada por un sector político que cree que los relatos y las escenificaciones son la mejor forma de ejercer el poder. Discípulo de Maquiavelo, utiliza el poder sin sujetarse a principios nobles, más bien cree en la manipulación y la mentira.

Por eso ahora afirma que seguimos en la fase 5 pero a renglón seguido disimula las restricciones propias de la fase 3. A tal punto que hay que volver a sacar permiso para circular, se prohibieron las actividades grupales al aire libre, no están permitidas las reuniones familiares o de amigos, se acortó el horario de los bares y restaurantes, entre otras exigencias.

Para todo esto el gobernador tiene una explicación, y es que cada municipio tiene autonomía, y que son medidas que toman los alcaldes. Sin embargo, no es así, ya que es el gobierno la suprema autoridad y como lo venía haciendo es el Comité Operativo de Emergencia (COE) el máximo órgano de decisión en esta pandemia. Si no fuera así sería más importante escuchar a un intendente que a este organismo creado por el gobierno para enfrentar al Covid-19.

Es de esperar que a pesar que el gobierno dice que estamos en la fase 5 la sociedad se dé cuenta que las restricciones desmienten aquella afirmación oficial, y que debe tomar los recaudos necesarios para evitar que los contagios se desborden. La situación es más delicada que en la cuarentena, porque el virus circula, cosa que no ocurrió durante la misma.

Por eso es mejor no salir a la calle, salvo por necesidades impostergables o para cumplir con la responsabilidad laboral, y hacerlo tomando todas las medidas recomendadas: barbijo, distanciamiento social, alcohol en gel y lavado de manos con frecuencia. El virus puede estar en cualquier lugar, aún en el menos pensado, como así también en los lugares de mucha concurrencia de personas.

No hay que esperar que el «papá estado» nos cuide y nos proteja. Al coronavirus se lo evita fundamentalmente con actitudes individuales responsables y siendo cada uno un agente de control de los demás, para reclamarle, con buenos modales y caridad, que cumpla con los recaudos a los que estamos obligados.

De nuestra Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *