Categorías
Noticias

Finalmente se reconoció la circulación comunitaria del Covid-19

El Gobierno de Juan Manzur reconoció lo que se negaba a reconocer. El Ministerio de Salud Pública emitió un informe anunciando la circulación comunitaria:

«El Ministerio de Salud informa que debido a la fuerte presión epidemiológica de casos de COVID-19, desde distintos puntos del país y de la región, y atento al incremento de casos y diseminación de los mismos en distintos departamentos de la provincia, y más allá que los nexos epidemiológicos se encuentran establecidos, la situación epidemiológica en Tucumán es compatible con circulación viral comunitaria».

Lo sostuvimos desde que los casos superaron las vallas del cerco que se había puesto en Lastenia, donde comenzó todo. Ahí está el origen de todo lo que ocurre en estos momentos en Tucumán.

Un camionero contagió a un joven que trabajaba en una estación de servicio de Lastenia, el joven propagó, involuntariamente, el virus y llevó a las autoridades a implementar un cerco de varias manzanas donde se prohibió entrar o salir a ese perímetro.

Pero con el paso del tiempo el virus se escapó y llegó a otros municipios y departamentos de la provincia de Tucumán. La explicación del gobierno fue que todos los focos estaban controlados. Finalmente debió aceptar que ese control se les fue de las manos y que ahora ya hay casos a los que no se le puede identificar el origen.

Por ejemplo en la capital tucumana hay 134 casos y están dispersos por distintos barrios. La situación se desbordó.

Ahora el debate está centrado en las medidas que son necesarias implementar para tratar de neutralizar la propagación del coronavirus, para que no ponga en riesgo la capacidad de respuesta del sistema de salud.

La sociedad debe tomar conciencia que estamos frente a un virus que no sabemos dónde está, es muy contagioso y no hay que descuidarse e implementar las certeras recomendaciones que pide el Comité Operativo de Emergencia (COE).

La responsabilidad con que la sociedad implemente las medidas de prevención será de vital importancia. Si las transgresiones y la indisciplina siguen en el nivel que se vinieron manifestando la situación mudará a dramática.

Una vez más hay que repetirlo: hay que cuidarse y cuidar a los demás. De esto se trata vivir en sociedad.

De Nuestra Redacción

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *