Categorías
Noticias

Chahla pide volver a fase 3, Manzur decide seguir en fase 5

Si el miércoles pasado le costó declarar a Tucumán como distrito con circulación viral comunitaria, el día después lo encontró en su despacho negando la posibilidad de que la población tenga que perdirle autorización a la provincia para salir de sus casas. El gobernador Juan Manzur arrancó temprano una jornada. En presencia del vicegobernador Osvaldo Jaldo, el mandatario descartó la sugerencia que le hizo la ministra de Salud, Rossana Chahla, de que la provincia deje la Fase 5 y vuelva a Fase 3. Desde el punto de vista sanitario, las condiciones estaban dadas para avanzar con esa propuesta. El tiempo de duplicación de los casos positivos de covid-19 estaban dentro de los parámetros de la Fase 3. Y el riesgo de una propagación del virus era mayor.

Tras una hora y media de conversaciones, Manzur decidió ir a la reunión del Comité Operativo de Emergencia (COE) que él mismo preside. Allí habló como sanitarista, pero sin perder de vista que un retroceso implicaría mayores problemas para una economía tucumana que no termina de acomodarse. “Preservamos la salud, pero también el trabajo y los emprendimientos de los tucumanos”, le dijo Manzur a Jaldo. La presencia de ambos en el COE era un mensaje político e institucional a la sociedad. Todos esperaban la palabra del gobernador, que anoche compartió una videoconferencia entre sus pares de distritos con transmisión viral comunitaria y el presidente Alberto Fernández. En el fondo, las medidas anunciadas por ese comité, con anuencia de Manzur, fueron un virtual retroceso de fase.

El salto de casos positivos es exponencial en Tucumán y la principal preocupación de la Casa de Gobierno es la capital. El Ministerio de Salud recibirá hoy más de un centenar de hisopados realizados en las salas febriles de esta ciudad. Con esos resultados, establecerá el grado de contagios de covid-19 en la jurisdicción que concentra la mayor cantidad de población. Los otros municipios han tomado medidas para restringir la circulación de personas y de vehículos, al menos durante los próximos 15 días.

El Laboratorio de Salud Pública batió ayer el récord de pruebas con el procesamiento de 709 PCR (reacción en cadena de la polimerasa), con el que se identifica si hay portación del virus. La cifra es tres veces superior a la capacidad promedio diaria de ese organismo estatal. Más allá de que en Jujuy se hayan disparado los contagios, al equipo de Epidemiología le inquieta lo que pasa en las jurisdicciones limítrofes a la provincia. La curva epidemiológica está en alza. La vigilancia epidemiológica continuará. En ese aspecto, Sanidad Ambiental procedió a la sanitización de un área del Poder Ejecutivo, fuera de la Casa de Gobierno, al confirmarse el caso de un funcionario con covid-19, que está en buen estado de salud, internado en un sanatorio privado. La pandemia, además, afectó a siete agentes de la salud.

Manzur estuvo el miércoles en Buenos Aires. Realizó gestiones por obras públicas justo el día en que el presidente de la Nación anunciara que la Argentina fabricará una de las vacunas contra la covid-19. No fue casualidad. La firma mAbxience del Grupo Insud ha expuesto que producirá las primeras 200 millones dosis de la vacuna desarrollada por Oxford y AstraZeneca. El holding es encabezado por Hugo Sigman que, junto con su esposa Silvia Gold, es el sexto hombre más rico de la Argentina, con una fortuna estimada en U$S 2.000 millones, de acuerdo con el ranking de la Revista Forbes.

Sigman es uno de los empresarios que goza de excelentes relaciones con el gobernador tucumano, que se esperanza con que la provincia sea una de las primeras en acceder a las dosis que se elaborarán en el país.

Manzur cerró anoche la jornada en una videoconferencia con sus pares de otras provincias. “Son casi las 23 y vos Alberto, junto con los 24 gobernadores, estamos buscando la mejor respuesta en conjunto para afrontar esta pandemia”, expuso. Al cierre, el jefe de Estado nacional, contestó: “sigo creyendo que un país concentrado en el puerto, es un pésimo país. Al verlos a todos y escucharlos, me siento más tranquilo. A pesar de vivir en zonas geográficas distintas, las decisiones las tomamos entre todos, antes que imponerlas. Tenemos que construir entre todos. Si me hubieran dicho que escriba mil problemas que debía afrontar como Presidente, no hubiera puesto una pandemia y creo que ustedes tampoco. A ninguno se nos ocurrió esto que nos puso la historia por delante”.

Fuente: lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *