Categorías
Noticias

Volver a fase 1

Hace una semana, los tucumanos nos despertábamos con una noticia que no hubiésemos querido escuchar. El Gobierno había establecido que en Tucumán ya había circulación comunitaria de coronavirus. Y eso no sólo aumenta el riesgo de contagio, sino que además se corre el peligro de volver a fase 1 y que la cuarentena sea inflexible.

Ese miércoles, Tucumán sumó 135 casos y llegó a 476 desde que se desató la pandemia. Hoy muy probablemente superaremos los 800. Más de 50 casos promedio por día sólo en esta semana que pasó. La situación es preocupante y dispara opiniones.

“Todas las provincias con circulación comunitaria deberían volver a fase 1. Al menos durante 15 días. Es el caso de Tucumán”. Quien dicta esta sentencia tiene mucha experiencia en el tema. Habla Omar Sued, presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y uno de los principales asesores del presidente Alberto Fernández. Su opinión tiene mucho peso y desde el principio de la pandemia analiza el comportamiento del virus y junto con otros especialistas aconseja qué hacer para que el sistema de salud no colapse y se salven la mayor cantidad de vidas posibles.

Sued habló con LA GACETA y su visión no es precisamente optimista en cuanto al futuro, al menos en lo inmediato.

– Tucumán lleva una semana bajo circulación comunitaria. ¿Qué significa esto?

– Con la circulación comunitaria, uno pierde la capacidad de saber dónde está el foco de los contagios. Dónde viven. Si alguien viajó y por eso se enfermó, si es por contacto estrecho… Nadie sabe dónde se infectó la persona. Se hace la investigación en la familia y nadie tiene coronavirus. Es decir, se desconoce el origen del contagio. No se sabe de dónde salió el virus. Y esto tiene implicancias importantes. Así, hay muchas más personas infectadas y las medidas para contener la pandemia son más difíciles. Como no sabemos el origen, va a seguir habiendo contagios.

– ¿Qué se debe hacer desde el Estado una vez que se decreta que hay circulación comunitaria?

– Esta situación obliga a reforzar los controles. Se deben poner limitaciones en algunas actividades, se tiene que seguir con el aislamiento social, diferente de lo que se hacía hasta ese momento que es el distanciamiento. Debe haber más control y menos flexibilizaciones. Pero además la provincia tiene que hacer un esfuerzo grande en aumentar la capacidad de diagnóstico, aumentar las camas y aumentar el esfuerzo de aislar a los casos. Cuando vos estás en la fase de distanciamiento social necesitás al menos dos de los síntomas conocidos en la definición de casos para que se haga la PCR (siglas en inglés de “Reacción en Cadena de la Polimerasa”, una prueba de diagnóstico que permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno). En cambio, si hay circulación comunitaria, la urgencia es idéntica a todos los pacientes: con un solo síntoma debe ir a hisoparse al paciente.

– ¿Cuáles son los principales consejos que se deben dar en estos casos?

– Hay que ser muy responsables con mantenerse aislado a más de dos metros, sobre todo con las personas con los que no se convive. Ser celosos de las personas con las que no se convive para no contagiarse. Hay que tener los cuidados con la familia. El mayor volumen de transmisión es dentro de ella. El problema es cuando las familias se mezclan. Ahí se está exponiendo a todos. Hay que disminuir las interacciones, usar barbijos, lavarse las manos y desinfectar las superficies.

– Hace un par de meses estalló una polémica cuando la doctora Carla Vizzoti advirtió que cualquier resfrío podría ser coronavirus. ¿Esto es así?

– No hay ninguna polémica. Lo que dijo Carla es tal cual. Cualquier síntoma que tengamos en estos momentos puede ser de coronavirus. Al estar en un área de transmisión comunitaria, hasta un dolor de panza puede ser a raíz del coronavirus. Por eso no hay que salir de las casas, hay que hacer el aislamiento, de ser posible no ir a trabajar. Hay que extremar los cuidados, y mucho más en esta época.

– Justamente, ¿influye que estemos en una época en la que los virus respiratorios son tan comunes?

– Este es un virus muy fuerte, y muy contagioso. Por eso lo que vemos es que ha desplazado a los otros virus. El 85% de las muestras que se toman en el Malbrán son de coronavirus. Casi no hay de los otros, o hay muy poca circulación. El virus se adapta a las temperaturas y en ningún país desapareció la transmisión. No tenemos que pensar que el virus se va a ir solo: va a estar circulando. La única forma de pararlo es bajar al mínimo la cantidad de transmisión.

– ¿Qué aconseja usted para las provincias que tengan circulación comunitaria, como está pasando en Tucumán, Jujuy y la misma CABA o el AMBA?

– Estamos combatiendo un virus que tiene una tasa de transmisión muy alta. Tuvimos mucho tiempo sin cuarentena; en estos casos se sugiere volver fase 1 para bajar la gente que se haya infectado. Tengamos en cuenta que el virus empieza a contagiar desde dos días antes de tener síntomas. Mi opinión personal es que si hay un aumento brusco, hay que lograr frenar la transmisión y la mejor es volver a paralizar el movimiento de personas, de 7 a 14 días. Y eso cuenta para Tucumán como para cualquier otra provincia.

– Se habla de “la cuarentena más larga del mundo” en el caso argentino. ¿Qué hemos ganado en todo este tiempo?

– En Buenos Aires al menos hay el doble de camas que en abril. Lo mismo en la provincia. Si no se hubiera hecho esto habría explotado el sistema. Fue una buena estrategia, redujo muertes.

 ¿Cómo vamos a salir de todo esto?

– Hay esperanzas de que se consiga un tratamiento que cure; es otra estrategia, estamos esperando los resultados de las vacunas. Con tantos casos en el mundo, no se pudieron bajar los contagios y no sabemos el impacto de las vacunas, no sabemos qué tan efectivas van a ser. Hasta ahora la única epidemia que se eliminó gracias a la vacuna fue la de la viruela. Ninguna otra. Incluso hay muchísima gente en el mundo que no está vacunada contra un montón de enfermedades. Por eso no podemos poner las esperanzas sólo en una vacuna. Hay que buscar tratamientos. No soy tan optimista de que esto se vaya a solucionar en el corto plazo.

¿Entonces la única salida por ahora es mantener el aislamiento?

-No ir a reuniones, mantener los dos metros de distancia, usar correctamente el barbijo, lavarse las manos, ventilar los espacios… Lo que se viene diciendo desde el principio. Por ahora es la única manera de cuidarse.

Fuente: lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *