Categorías
Noticias

Eléctrico y ecológico: el colectivo del futuro

De a poco aparecen en algunas grandes ciudades nuevos medios de transporte que son más respetuosos con el medio ambiente, siendo estos en ocasiones eléctricos y de cero emisiones, pero en Lituania van unos pasos más adelante.

En el país báltico han creado un colectivo eléctrico que se carga en un tiempo récord de 10 minutos y que además está hecho con botellas recicladas.

El Dancerbus, nombre del colectivo eléctrico, fue desarrollado por Vejo Projektai, una compañía lituana cuyo objetivo es fomentar sistemas de transporte eléctrico impulsados por energías renovables.

El colectivo urbano está creado mediante el uso de materiales compuestos. Dentro de estos elementos, se destacan las botellas de plástico, que fueron utilizadas para construir las paredes laterales del Dancerbus.

Además, cuenta con numerosos avances tecnológicos. No tiene espejos retrovisores, sino que cuenta con un sistema especial de cámaras como ya están haciendo algunos fabricantes de automóviles.

Dichas cámaras permiten al conductor del Dancerbus tener una visión en 3D para saber lo que pasa a su alrededor constantemente.

También se ha pensado en los usuarios, ya que cuenta con varios enchufes USBpara cargar el teléfono celular u otros dispositivos electrónicos, dispone de conexión a internet gratuita o un moderno sistema de aire acondicionado.

El colectivo también tiene una rampa extensible para facilitar el acceso a las personas con movilidad reducida.

Este revolucionario colectivo tiene un tiempo de carga muy rápida gracias a su batería de 60 kWh, pues repone la totalidad de las baterías en tan solo 10 minutos. Además, según detallan los productores del Dancerbus, tiene un consumo de energía muy bajo (0,72 kWh/km), lo cual le permite tener una mayor autonomía.

Con apenas 10 minutos enchufado, este colectivo puede recorrer 90 kilómetros. La recarga se realiza con una conexión especial que se logra cuando la unidad se ubica debajo de una torre diseñada para reabastecer las baterías.

La tecnología del Dancerbus está diseñada asimismo para los otros usuarios del tránsito, ya que cuenta con una pantalla en la parte trasera exterior en la cual muestra a los conductores de van detrás suyo cómo está el tráfico, consiguiendo así una mayor visibilidad.

En cuanto a la capacidad, en el Dancerbus pueden viajar hasta 92 personas, 32 de las cuales sentadas. El peso total del colectivo es de 9,77 toneladas y mide 12 metros de largo.

Estos autobuses están en circulación en un solo municipio de Lituania, en Klaipeda, ciudad situada en el oeste del país. El operador municipal de servicio de transporte público adquirió dos unidades del Dancerbus para cubrir una ruta específica. Está previsto que en los próximos meses se incorporen nuevas unidades en la flota.

Fuente: La Vanguardia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *