Categorías
Noticias

Mataron a otro productor rural

“No sé si venían a robar o a matar. Entraron y en segundos comenzaron a meter balas; después se fueron. Todo fue muy rápido”, contó casi sin respirar María Leal (67 años), que aún no se había cambiado la ropa manchada con la sangre de su marido, Antonio “Tono” Acosta (69), el productor rural que fue asesinado a balazos en Leales y se transformó en el sexto productor asesinado en 10 meses. Uno de los asaltantes, identificado como Luis “Chupete” Cardozo, murió después de haber recibido un disparo. “Atinamos a auxiliar a mi esposo, lo cargamos en la camioneta y lo llevamos al hospital. No me percaté de que uno de ellos había quedado muerto en el comedor; cuando volvimos lo descubrí”, agregó la señora.

El violento episodio, que generó la reacción de las entidades del campo, se produjo en la localidad de San Antonio, a 10 kilómetros de la Villa de Leales. Es un típico paraje de zona rural: está rodeado de plantíos y se llega transitando un abandonado camino de tierra. A las 2 de la mañana, entre tres y cuatro hombres ingresaron al domicilio de Acosta, donde se encontraban durmiendo el matrimonio y su hijo Marcelo Acosta, de 40 años. Los asaltantes redujeron a la pareja  Acosta; al parecer intentó resistirse y recibió dos disparos en el estómago.

Según los investigadores, Acosta hijo se levantó y fue a socorrer sus padres. En la oscuridad realizó al menos un disparo. Los delincuentes huyeron. Los propietarios cargaron al herido en la camioneta y lo llevaron al hospital, donde llegó sin vida. La Policía, al enterarse del hecho, se presentó en el domicilio, donde encontró a “Chupete” sin vida y dos armas: una 11.25 que fue la que habría acabado con la vida del productor y un revólver calibre 38, que estaba a nombre de Acosta padre.

“Creo que entre ellos se confundieron e hirieron a su compañero; no lo sé en realidad, con las pericias se sabrá; pero no creo que mi hijo haya sido el autor del disparo porque lo tenían amenazado”, expresó Leal.


Tarea de inteligencia

El último homicidio en ocasión de robo que se registró en la provincia fue el 26 de junio, en La Ramada. Ese día fue ultimado el productor José “Pepe” Porcel cuando una banda intentó asaltarlo en su campo.

Como en ese caso, los delincuentes también habrían hecho tarea de inteligencia antes de cometer el atraco. “Ayer (por el jueves) como a las 17 vimos a un auto rojo que iba despacio con las ventanillas bajadas y que nos pareció sospechoso, es como que frenaba para observar. Iban varios en ese auto”, dijo la viuda de Acosta.

Personal de la división Homicidios, al mando de los comisarios Jorge Dib y Juana Estequiño recogieron testimonios que indicaban que un auto de idénticas características y otro blanco circularon por la zona antes y después de ocurrido el hecho. “En esta zona se produjeron casos en los que los ladrones entraban, ataban a los dueños de casa y se llevaban el dinero; pero nunca se había llegado tan lejos”, comentó Leal.

“Somos agricultores de caña, maíz, lo que dé la tierra y también criadores de animales; la peleamos día a día con lo que tenemos. No somos grandes productores. No entiendo por qué vinieron”, señaló Leal. “Mi marido era un hombre de trabajo. Una persona que se levantaba a trabajar la tierra todas las jornadas y no a vivir del estado como hacen otros. Él no le debía a nadie ni tenía enemigos; no sé por qué hicieron esto”, concluyó.


Una banda

“Chupete”, según confirmaron fuentes judiciales y policiales, tenía al menos 16 causas abiertas en la Justicia, la mayoría de ellas por robos. Estuvo preso hasta el 20 de junio por haber estado acusado de cometer un asalto.

Según los investigadores, integraría una banda oriunda de Manantial Sur que habría cometido otros atracos en zonas rurales.

La Policía ya tendría identificados a los otros autores.

Un tal “Panflín”, hermano del fallecido, a través de su abogado, anunció que no estaba involucrado en el hecho y que se presentaría, pero hasta el cierre de esta edición no cumplió con su palabra de entregarse a las autoridades. (Con colaboración periodística de Santiago Re)

Cronología del caso

1- Los integrantes de la banda que mató al productor fueron vistos el jueves por el lugar. Pasaron por la casa de la víctima.

2- Al menos tres hombres ingresaron al domicilio por las dos puertas que tiene la modesta vivienda. Uno o dos actuaron de campanas.

3- Los asaltantes fueron al cuarto de Acosta, que se habría resistido. Un asaltante le efectuó un disparo con una pistola 11.25.

4- El hijo de la víctima, según la investigación, habría disparado un revólver hiriendo mortalmente a uno de los asaltantes.

Fuente: lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *