Categorías
Noticias

Su papá tiene cáncer terminal y San Luis no le da permiso para despedirlo

En medio de la cuarentena que rige en la Argentina como consecuencia del coronavirus, una joven decidió atravesar el país durante tres días con un solo objetivo: despedirse de su padre, que vive en San Luis y tiene cáncer terminal. A pesar de que la provincia ya rechazó una decena de solicitudes enviadas por la la mujer para entrar al territorio, ella, su hermana y su sobrino saldrán este lunes desde su casa en la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego, con la esperanza de reencontrarse con Martín, quien se encuentra internado en su domicilio y recibe cuidados paliativos.

En diálogo con TN, Victoria se refirió a la odisea que atraviesa para volver a ver a su padre, a quien no visita desde mayo. También explicó por qué decidió viajar al distrito sin estar segura de que las autoridades locales autoricen su ingreso.

«Una vez que los médicos nos dijeron que ya no había más nada para hacer, decidimos tramitar todos los permisos y poner en condiciones el auto para poder viajar. Desde el gobierno de Tierra del Fuego nos dieron rápido el permiso de circulación nacional, pero la mayor traba fue completar formularios del Comité de Crisis», aseguró.

De acuerdo con la mujer, el organismo puntano desestimó una decena veces sus solicitudes por motivos diversos, a pesar de haber informado sobre el grave estado en que se encuentra su padre y ofrecido distintas alternativas para garantizar el cumplimiento de los protocolos establecidos por el COVID-19.

«En la mayoría de los rechazos presentaba la documentación y me decían que no podía ingresar por no poseer domicilio dentro de la provincia. Luego, me sugirieron que inicie un formulario por tratamiento médico o intervención quirúrgica, pero a los 20 minutos me lo rechazaron porque la persona que tenía la patología no era la que viajaba», detalló.

Martín tiene cáncer terminal y se encuentra en grave estado (Foto: captura de TN).

Martín tiene cáncer terminal y se encuentra en grave estado.

En este contexto, Victoria contó que este jueves se comunicó con ella un miembro del Comité de Crisis, que le ofreció una alternativa impracticable para ver su padre. «Me dijo que podíamos ingresar a la provincia siempre y cuando hiciéramos cuarentena en un hotel y paguemos los $73.500 del costo del alojamiento, un gasto que no podemos afrontar, más teniendo mi casa propia en San Luis», expresó.

Ante esta situación, decidió hacerse un test de coronavirus para demostrar que tanto ella como quienes la acompañarán en el viaje no tienen coronavirus. «Nos hicimos un hisopado y ayer nos dijeron que los resultados son negativos. Pero el mismo operario que me llamó me dijo que no lo van a tener en cuenta», sentenció.

Más tarde, se refirió al delicado estado en el que se encuentra Martín, y a su urgente necesidad de viajar a San Luis para poder despedirlo. «Mi papá ya no está en condiciones de comunicarse, porque la metástasis le tomó la cabeza. Él tiene cáncer de pulmón y está con asistencia respiratoria», contó.

La provincia de San Luis rechazó una decena de solicitudes enviadas por la joven (Foto: captura de TN).

La provincia de San Luis rechazó una decena de solicitudes enviadas por la joven.

Victoria también se refirió al caso de Solange Musse, la joven de 36 años que murió de cáncer sin recibir la visita de su padre ya que las autoridades cordobesas le impidieron al hombre entrar a la provincia, donde se encontraba internada.

«Nos tocó muy de cerca, porque nos vimos reflejados en ese caso. Nos vimos viajando tres días y que nos digan «no pueden pasar». De todas formas, nos planteamos el viaje y lo vamos a hacer. Vamos con mi hermana y mi sobrino de cinco años, que no se puede quedar solo», manifestó.

Finalmente, le envió un mensaje a las autoridades y recalcó que, dada la gravedad del cuadro de su padre, el desenlace podría ser inminente. «Espero que alguien analice el caso realmente y vea que nosotras vamos con un hisopado negativo y que entendemos todos los protocolos», sostuvo, y concluyó: «La salud de mi papá no entiende de protocolos. Su cuerpo ya no responde y queremos estar con él, porque está en una situación terminal. No queremos hacer una cuarentena y que nos llamen en el día diez y nos digan que papá se fue. Por eso, vamos a ir a ver si podemos despedirlo». /contextotucuman.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *