Categorías
Noticias

Máxima y Guillermo tuvieron que pedir disculpas

La publicación de una imagen de los reyes en la isla griega de Milos generó revuelo en los Países Bajos

“Apareció una foto en los medios en la que mantenemos muy poca distancia. En la espontaneidad del momento, no le hicimos caso a la medida. Por supuesto que deberíamos haberlo hecho. Porque el cumplimiento de las reglas de la Corona también es esencial en vacaciones para derrotar el virus”, fue el mensaje de la Casa Real de Holanda publicado en la cuenta oficial de Twitter.

Hasta el momento en Holanda se registraron casi 70 mil infectados y 6227 fallecidos.

El hombre que aparece junto a los reyes fue identificado por la prensa local como el propietario de un restaurante de la turística Milos, a la cual la pareja real llegó a bordo de su nuevo y costoso superyate. El “tercero en discordia” de la imagen, citado anónimamente por el medio holandés RTL Nieuws, explicó que la fotografía fue tomada en un contexto privado, pero reconoció que “fue un error” no respetar la distancia social.

“Puede parecer una foto inocente, pero en un momento en el que el primer ministro Mark Rutte repite sin cesar a los holandeses la importancia de cumplir las medidas sanitarias, no se puede concluir que el rey ha cometido simplemente un desliz”, opinaba el corresponsal en realeza Sander Paulus al citado medio. .

Algo parecido ocurrió hace unos días en Dinamarca. Durante su primer acto oficial tras las vacaciones, la princesa heredera Mary apareció sin mascarilla y, cuando un hombre le tendió la mano, se la estrechó. Aunque viendo las imágenes quedaba claro que fue un acto reflejo, la princesa no dudo en disculparse y, momentos después, compartió una fotografía suya con mascarilla en su cuenta de Instagram, junto a un mensaje en el que reconocía su error.

En otras circunstancias la publicación de unas imágenes de los reyes Guillermo Alejandro I y Máxima disfrutando de sus vacaciones habría sido polémica por la vulneración que supone de las normas de privacidad de la casa real holandesa. Es lo que por ejemplo sucedió el año pasado, cuando el gobierno de Países Bajos censuró un video en el que la reina aparecía bailando es una fiesta privada en Sevilla.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *