Categorías
Noticias

Pese a la suba en el uso, disminuye la venta de televisores, tabletas

La venta de televisores, tabletas y consolas de videojuegos se desplomó en el segundo trimestre del año respecto del mismo período de 2019, pese a ser de los productos electrónicos que más se usaron como entretenimiento o para el teletrabajo durante el confinamiento por la pandemia del corinavirus.

Las bajas en las cantidades vendidas de esos rubros alcanzaron hasta el 40%, según los datos se desprenden de la encuesta de comercios de electrodomésticos y artículos para el hogar difundida este lunes por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) y corresponden a las cantidades vendidas de esos artículos durante el segundo trimestre del año.

En lo que respecta a las ventas totales de electrodomésticos y artículos del hogar en general, el organismo informó que la facturación creció 31,1% interanual en el segundo trimestre, al alcanzar los $34.397,6 millones.

Pero el comportamiento no fue igual en todo el país. Mientras en la ciudad de Buenos Aires las ventas de electrodomésticos y artículos del hogar subieron 194,8% en el segundo trimestre del año, en los 24 partidos del Gran Buenos Aires mostraron una caída del 10,9% y, en los establecimientos del resto de la Argentina, un incremento del 5,5% respecto del mismo período del 2019.

Esta diferencia se puede explicar en parte por las mayores facilidades para el envío a domicilio durante el aislamiento más estricto y la falta de acceso a medios de venta online por parte de muchos negocios del Gran Buenos Aires.

La Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ) había alertado sobre el comportamiento por el Día del Niño. «Al no estar totalmente desarrollado el canal online y las dificultades de las operaciones a distancia, no se pudieron maximizar las ventas totales por las restricciones en el AMBA, como la prohibición de abrir los sábados en CABA y el hecho de no haber estado autorizado el ingreso de clientes en algunos municipios de la provincia de Buenos Aires», apuntó la entidad hace dos semanas.

En cuanto a las cantidades vendidas, el informe del Indec precisó que en el caso de televisores, TV LED, Smart TV y LCD se registró una baja interanual del 11,3%; en consolas de videojuego y accesorios, del 30,1%; en tabletas, del 40,7%, y en los teléfonos móviles, del 21,1%.

Dentro de este grupo de electrónicos, sólo las computadoras (incluidas las PC, notebook, todo en uno,entre otras), mostraron una variación positiva, pero de sólo el 2%

En el resto de los electrodomésticos, los que mostraron mayores caídas fueron los equipos de audio, con una reducción del 17,1%; heladeras, del 19,7%; equipos de aire acondicionado, del 5,1%; lavarropas, del 32,7%; secarropas y lavavajillas, del 48,3%, y cocinas a gas, del 39,2%.

Calefactores y estufas a gas, productos de gran demanda estacional en la temporada invernal, la baja interanual en junio fue del 10,8%, mientras que en calefactores y estufas eléctricos, y caloventores, la baja fue del 16,1%.

Enojo del Gobierno con cadenas

Luego de haber detectado aumentos en los precios de electrónicos artefactos para el hogar durante los últimos meses, el Gobierno puso bajo la mira a fabricantes y comercios de venta de artículos electrodomésticos de todo el país.

Lo hizo a través de la Secretaría de Comercio Interior que, durante la jornada de este martes 18 de agosto, mantuvo un encuentro con las principales empresas y cadenas del sector.

Se trató de una reunión virtual mediante el uso de la aplicación de video llamadas Zoom que fue convocada por la titular de este organismo, Paula Español, y de la que participaron ejecutivos de Garbarino; Frávega; Ribeiro; Megatone; Musimundo; Newsan; Eskabe; Electrolux y Air Computers, entre otras referentes del mercado.

Si bien desde Comercio Interior no respondieron a las consultas de iProfesional, fuentes conocedoras del contenido de la charla remarcaron el enojo oficial por las subas generalizadas de precios que se detectaron entre marzo y este mes de agosto.

De hecho, la propia Español habría amenazado con retirar al sector del programa Ahora 12, que da la posibilidad de vender productos nacionales en cuotas fijas con tarjetas de crédito.

Si bien la mayor parte de la conversación transcurrió en un tono cordial y ameno, la impresión generalizada entre los participantes fue la falta de conocimiento de parte del Gobierno de las causas que impulsaron los últimos incrementos.

En este marco, la funcionaria reclamó a fabricantes y cadenas un detallado informe sobre la evolución de los precios de las principales categorías de productos y sobre los factores que condicionaron esa decisión que deberán presentar en un próximo encuentro virtual pactado para la semana próxima.

«La idea es que entiendan la génesis del problema, que analicen las razones de los aumentos para evitar que se tomen medidas antipáticas», aseguró uno de los empresarios que participó de la cumbre con Español.

Por qué suben los precios de los electrodomésticos
Desde otras empresas explicaron a iProfesional que la presión que existe sobre el valor de los artículos se debe al fuerte faltante de productos que se detecta en el mercado y que está mayormente originado por el parate que sufre la fabricación en Tierra del Fuego.

También hicieron referencia al comportamiento del dólar frente al peso y a los efectos que todavía se observan en el sector por la devaluación del año pasado.

«Hoy no se puede hacer frente a una demanda que se viene recuperando con el stock que tienen los fabricantes y las cadenas, por lo que ese factor es determinante en el precio», detalló otro testigo del encuentro.

De hecho, en el último informe del Indec sobre la inflación de julio pasado, el rubro Equipamiento y Mantenimiento del Hogar fue uno de los más altos, con un 3,9% y ocupa el primer lugar entre los de mayor incremento, seguido por recreación y cultura, con un 3,3% y prendas de vestir y calzado con el mismo porcentaje.

El mayor problema que actualmente afecta al sector es la demora en el inicio de la producción de las plantas ubicadas en la ciudad de Río Grande, en Tierra del Fuego, cerradas porque la provincia se encuentra en la fase uno de la cuarentena, afectada por una gran cantidad de contagios.

De hecho, desde la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE), se viene insistiendo en la puesta en marcha de protocolos sanitarios que permitan a las fábricas retomar sus actividades, paralizadas desde hace dos semanas.

Producción, sueldos y cuarentena
Este escenario está generando un problema adicional a las empresas que se vincula con la falta de fondos para el pago total de los salarios de sus trabajadores que, adicionalmente recibieron un incremento del 31% en julio.

Desde AFARTE vienen manteniendo conversaciones con el gremio metalúrgico de la UOM para solucionar el problema, así como con el gobierno provincial para que intervenga ante el Ministerio de Trabajo para darle un marco de legalidad a las negociaciones.

Por ahora, no se vislumbra una solución que conforme a todos los involucrados, en especial porque no existe un plazo formal de reapertura de la producción establecido por las autoridades.

Las empresas ya le acercaron al Gobierno una propuesta para establecer estrictas medidas sanitarias para que el regreso sea lo más rápido posible.

Este freno hace que el mercado evidencie fuertes faltantes de productos y que las empresas y cadenas estén operando con el stock disponible que no alcanza para cubrir una demanda que fue creciendo a partir del mayor uso del comercio electrónico. En especial, entre algunas de las categorías más demandadas durante la cuarentena.

De acuerdo a un sondeo privado, los valores se incrementaron entre el 33% y 107% desde que arrancó el año. En tanto, para la consultora SEIDO, solamente entre la semana del 25 de mayo y la del primero de junio, las subas llegaron casi al 10%.

También las medidas tomadas por el Gobierno para restringir el acceso al mercado de cambios para importadores, limitó la recomposición de stock con artículos provenientes del exterior.

Esto hizo que los precios del stock ya existente se movieran inmediatamente del dólar oficial al dólar paralelo, el contado con liquidación haciendo que el valor para reponer stock pasara de menos de $ 71, el mayorista, a más de $ 114 en sólo un día. Ese sólo movimiento ayudó a un avance de los precios del orden del 20% en el mes.

Los mayores aumentos se notan en las notebooks y llega a casi el 40% para una categoría que experimentó un crecimiento de la demanda desde que empezó el aislamiento social preventivo y obligatorio el 20 de marzo pasado.

Fuente: iProfesional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *