Categorías
Noticias

Un software que reduce mareos en el auto

«El viajar es un placer»… decía una vieja canción. Pero en realidad no todos los que van adentro del vehículo tienen esa sensación. Por el contrario, para algunos es un sufrimiento.

Es que mucha gente sufre de cinetosis, el malestar que es producido por el movimiento.

Buena parte de responsabilidad en estos mareos y nauseas recae en el conductor, ya que es producto del estilo de manejo: cuanto más agresivo y violento sea más grande será el malestar.

Para evitar este problema en el futuro, desde Jaguar Land Rover están trabajando en un software que reducirá el mareo al adaptar el estilo de conducción.

Durante la primera fase del proyecto, se desarrolló una «puntuación de bienestar» personalizada que podría reducir el impacto de la cinetosis hasta en un 60%.

El software inteligente combina 32.000 kilómetros de prueba reales y simuladas virtualmente para calcular un conjunto de parámetros para evaluar la dinámica de conducción en los futuros vehículos autónomos.

El aprendizaje automático avanzado garantiza que el automóvil pueda optimizar su estilo de conducción en función de los datos recopilados.

El mareo por movimiento a menudo se produce cuando los ojos observan información diferente a la detectada por el oído interno, la piel o el cuerpo.

Con el nuevo sistema, la aceleración, el frenado y el posicionamiento en el carril, todos factores que contribuyen al mareo por movimiento, pueden optimizarse para evitar provocar náuseas en los pasajeros.

Como resultado del proyecto, los ingenieros ahora pueden desarrollar características de sistemas de asistencia al conductor más refinados, como el control de crucero adaptativo y el asistente de mantenimiento de carril.

«Resolver el problema del mareo por movimiento en los automóviles sin conductor es la clave para desbloquear el enorme potencial de esta tecnología para los pasajeros, que podrán utilizar el tiempo de viaje para leer, trabajar o relajarse», comentó Steve Iley, director médico de Jaguar Land Rover.

También se ha demostrado que características como asientos refrigerados, una adecuada iluminación ambiental y configuraciones de asientos múltiples reducen significativamente la probabilidad de mareos.

Los modelos de ambas marcas británicas además ofrecen una dinámica adaptativa en toda su gama de vehículos que ayudan a eliminar el movimiento de baja frecuencia de la ruta, lo que puede provocar náuseas.

Al modificar los ajustes de conducción cada 10 milisegundos, esto garantiza que los pasajeros siempre experimenten altos niveles de comodidad.

No es la primera vez que una compañía de autos trabaja para reducir el malestar que los ocupantes pueden experimentar con el movimiento del vehículo.

Hace poco más de dos años, Citroën presentó unas gafas que ayudan recobrar el bienestar en caso de mareos causados por el movimiento.

Con el nombre de Seetroen, estos lentes son un dispositivo paramédico, patentado y probado, con una tasa de eficacia del 95%.

Gracias a un líquido que se mueve tanto en los anillos situados alrededor de los ojos como también los que están a los costados, los anteojos recrean la línea del horizonte para resolver el conflicto sensorial que origina el problema.

Fuente: clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *