EDITORIAL

Apartados de la regla

1 septiembre, 2020

La pandemia generó grandes cambios en todas las sociedades. En Tucumán en sintonía con el país se decidieron suspender temporalmente los derechos y garantías constitucionales. Pero pasado un tiempo la respuesta de la sociedad es de hartazgo y cansancio. No poder trabajar, transitar y producir no es una situación que se lleva fácilmente. Trae consecuencias económicas, emocionales y sociales, y las personas para preservar su salud necesitan mantener un equilibrio que está roto. No solo el coronavirus enferma.