Invitado: Mario Koltan

Realidad modificada

13 octubre, 2020

Las empresas de medicina prepaga sufrieron, tal vez de manera diferente, la pandemia del coronavirus. Las golpeó la caída de empleos registrados, tuvieron que incorporar tecnología para implementar con mucha rapidez el trabajo remoto y satisfacer la demanda de sus afiliados, que vivieron el nerviosismo propio de una sociedad amenazada en su salud y en su vida misma por un virus muy contagioso y activo. En esta circunstancia nueva e imprevisible se desarrolló una de las tantas actividades modificadas a partir del nuevo escenario sanitario.