EDITORIAL

Esclerosis judicial

10 noviembre, 2020

El Poder Judicial de Tucumán ha dado acabadas muestras de tener los músculos debilitados y no puede garantizarle el ejercicio de los derechos a miles de ciudadanos que recurren a los tribunales buscando alguna reparación o protección. Al ocurrir esto la estabilidad del sistema político-jurídico es inestable y lesiona la confianza de la sociedad, generando un perjuicio a la calidad de la convivencia entre los ciudadanos. La falta de buenos resultados de los tribunales está relacionado con la insuficiente idoneidad y compromiso de quienes asumieron la responsabilidad de mantener la salud del orden jurídico.