EDITORIAL

Madre naturaleza

24 noviembre, 2020

Ha crecido la huella ecológica de las personas en la actualidad. El modo de vida y el consumo y la forma de producir estandarizado llevan a dañar el planeta. La presencia del hombre sobre la tierra no podría ser neutra, pero disminuir el efecto que causa en esta depende de la inteligencia y la voluntad para preservar ese patrimonio invalorable.