Categorías
Noticias

Fuerte columna del Wall Street Journal sobre la “crisis de credibilidad” de la Argentina

Las esperanzas del presidente electo de los Estados Unidos, Joseph Biden, de cambiar la relación de su país con América Latina luego de que durante la administración de Donald Trump pocos esfuerzos fueran dedicados a promover los lazos con la región tienen en la Argentina un ejemplo de que los esfuerzos caerán en saco roto. Así argumentó una columnista estable del diario financiero Wall Street Journal que se detuvo sobre el caso argentino para arrojar dudas respecto a la posibilidad de que los países del continente se acerquen a una agenda de libre comercio y desarrollo económico.

Bajo el título “La Crisis de Credibilidad de la Argentina”, Mary Anastasia O’Grady sostiene que el abordaje de Biden a la relación con Sudamérica -apenas el envío de ayuda económica, según la autora- tiene pocas chances de éxito dado el escenario político actual de la región.

“En ningún lugar este enfoque tiene peores probabilidades de éxito que en Argentina, donde el Presidente Alberto Fernández está llevando el país al suelo a la manera tradicional argentina. Ninguna cantidad de ayuda extranjera puede arreglar un país donde la economía productiva se ha reducido a una herramienta para servir a los intereses de una clase política todopoderosa”, sostiene la columnista que cada lunes escribe sobre la región.

infobae-image

“Los argentinos estaban frustrados por el fracaso del presidente de centro-derecha Mauricio Macri para cumplir con las promesas de una reforma orientada al crecimiento de 2015-19. Así que devolvieron al poder a los populistas peronistas de izquierda en diciembre de 2019. Unos seis meses más tarde, Argentina incumplió por novena vez en su historia, la tercera en 18 años”, relató O’Grady.

Para la analista, la saga de la deuda argentina luego del default y reestructuración es una muestra de la insolvencia de la política económica. La deuda que, tras el canje, empezó a cotizar a una prima de riesgo del 10% rápidamente se deterioró hasta alcanzar una prima del 13,7 por ciento.

“Normalmente una reestructuración quita algo de presión a las finanzas públicas y renueva el acceso del gobierno a los mercados de capitales. Pero esto no ha sucedido en Argentina porque los inversores entienden que si no hay reformas para impulsar el crecimiento, restringir el gasto y estabilizar el peso, la carga de la deuda no hace más que aumentar”, sostuvo.

Un nuevo impuesto sobre la riqueza para los individuos con más de 2,5 millones de dólares recuerda a los ambiciosos que el éxito se castiga

“Una perspectiva de crecimiento más optimista ayudaría después de un año en el que el gobierno impuso una draconiana cuarentena ante el covid-19. Ese bloqueo no impidió que Argentina registrara una de las mayores tasas de muertes de covid per cápita de Sudamérica. Mientras tanto, se espera que el producto interno bruto baje entre el 12% y el 15% en 2020″, añadió.

“El déficit fiscal de Argentina para 2020 se estima en un 10% del PIB y el banco central ha estado cometiendo el mismo error de siempre de imprimir dinero para financiarlo. El presupuesto prevé una menor inflación para el próximo año, pero las expectativas inflacionarias parecen estar aumentando. Aldo Abram, un economista del grupo de expertos de Buenos Aires, Libertad y Progreso, escribió el mes pasado que espera que la inflación sea “alrededor del 50%, por lo menos” este año a medida que la demanda de pesos caiga y los controles de precios insostenibles se vuelvan más “flexibles”. El gobierno mantiene el tipo de cambio oficial artificialmente alto mientras que en el mercado negro la moneda se negocia a cerca de la mitad de ese valor”, agregó el duro artículo.

“Los altos impuestos desincentivan a los productores y ahorristas. Un impuesto de exportación del 35%, por ejemplo, desalentará a los productor de soja de enviar su grano al extranjero. Un nuevo impuesto sobre la riqueza para los individuos con más de 2,5 millones de dólares recuerda a los ambiciosos que el éxito se castiga. El traslado de residencia del multimillonario de Internet Marcos Galperin al Uruguay a principioses del año pasado parece ahora previsible: un canario muerto menos en la mina de carbón”, sostuvo la columna.

“El Sr. Biden está advertido”, concluyó la nota de opinión.

Fuente: infobae.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *