Categorías
Noticias

En dos minutos y medio robaron en un negocio

Cuatro delincuentes armados irrumpieron en un local de audio e iluminación ubicada en Jujuy al 1100, de la capital. A punta de pistolas, le vaciaron los bolsillos a los clientes que esperaban ser atendidos y luego robaron el dinero que había en la caja registradora. Las cámaras de seguridad grabaron el procedimiento de “entradera”.

El 2020 llegaba a su fin, un año que fue duro para los comerciantes por todas las complicaciones que trajo la pandemia de Covid 19. Eran las 13.30 del 31 de diciembre y quedaban pocas horas para que se bajaran las persianas del local por los festejos de Año Nuevo.

“Llegaron primero dos personas en una Honda Biz roja. Entraron al local armados y tiraron a los clientes al piso. Mientras ellos le sacaban las pertenencias a los compradores, llegaron dos tipos más en una Honda CG: uno se quedó de campana en la puerta y el otro se bajó y entró directo a la caja”, explicó José Luis Tomás, de 49 años, el propietario del local asaltado en Villa Alem.

“Todo habrá ocurrido en dos minutos y medio aproximadamente. Ya le aporté a la Policía las imágenes y los videos de las cámaras de seguridad. Entraron con barbijos, capuchas y gorras; pero nos dicen que igualmente pueden ser reconocibles”, describió el dueño del local, que además mostró las imágenes de como procedió la banda delictiva. “Quiero que se vea cómo actuaron porque estoy seguro de que no es la primera vez que asaltan. Le mostré el video a personas que son expertas en el estudio de estas cosas y nos señalan que las armas parecerían ser reglamentarias. Dos de ellos sabían cómo proceder, se movían cómo si estuviesen entrenados: entraron agachados, con pistola remontada y mano en el gatillo. Los otros dos eran ‘delincuentones’ que seguían órdenes de los primeros”, agregó.

La seccional 2a tomó intervención ese día en el hecho, según la denuncia, los ladrones se habían llevado $ 7.000 de la caja, una consola de sonido y un celular Samsung Core del mostrador, además de las pertenencias de los clientes y de la joven que estaba de turno atendiendo el local. “Me pone mal por lo que pasó ella sobre todo, que sufrió el ataque en vivo junto a los clientes”, enfatizó Tomás.

“Esta no es una zona muy comercial y la inseguridad es una de las razones. En la cuadra hay otros dos comercios: un quiosco y una carnicería, a los dos sé que les robaron también alguna vez. Al frente tenemos el club Tucumán Central y a una cuadra hay un lubricentro, todos sufrimos a los asaltantes. Es difícil salvarse de los robos, pero la verdad veníamos invictos hasta aquí, porque habíamos invertido en seguridad: además de las cámaras pusimos una puerta que se abre sólo desde adentro y que cierra sola; por eso la Brigada de Investigaciones está estudiando si no hubo una quinta persona que haya participado en el hecho, o sí los ladrones aprovecharon un descuido”, concluyó.

Fuente: lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *