Categorías
Noticias

Nicolás Trotta: «Con protocolos cuidados, la escuela es un lugar seguro»

La temporada de verano arrancó con una suba de casos confirmados de coronavirus, y la luz de alerta se encendió en algunas provincias, la costa atlántica y el AMBA. Mientras el Gobierno evalúa aplicar algunas restricciones de circulación nuevamente, no son pocos los que miran un poco más allá y se preocupan por el inicio del próximo ciclo lectivo. Tanto que algunos gremios docentes de la ciudad de Buenos Aires advirtieron que si no están dadas las condiciones sanitarias y epidemiológicas no van a acompañar el regreso a la presencialidad.Coronavirus: detectaron la variante de Río de Janeiro en una muestra local

¿Hay chances de que el primer día de clases 2021 sea por Zoom? El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, afirmó que no se imagina un inicio de clases con las escuelas cerradas, sin presencialidad. «Creo que más que presiones por parte de los sindicatos hay un marco de incertidumbre, y los gremios van a marcar su posición al respecto. Nosotros no conversamos con ellos aún. La semana próxima vamos a estar en Salta, luego en Jujuy, y el miércoles próximo en Tucumán para hablar con los gobernadores y los equipos de educación. Arrancamos con el NOA, pero la idea es haber conversado con todos los gobernadores y ministros antes de la primera semana de febrero. También con las organizaciones sindicales, para priorizar el esquema de presencialidad con toda la complejidad que implica dar ese paso», respondió Trotta.

Aunque el escenario hoy no sea alentador, el ministro insistió en que con «protocolos cuidados», el eje del próximo ciclo escolar será la presencialidad. «La realidad es que en marzo del año pasado, la humanidad apenas sabía algo vinculado al virus. La evidencia se fue construyendo poco a poco. La propia OMS decía en agosto pasado que las escuelas eran de alto riesgo, y recién en octubre manifestó otra posición. Hubo países que dijeron que las escuelas no iban a cerrar y luego tuvieron que hacerlo. En ningún lugar del mundo se volvió a la normalidad. Considero que, con protocolos cuidados, la escuela es un lugar seguro. Habrá mucha gente que tendrá una mirada distinta, y sabemos que ninguna decisión va a conformar a todos los sectores», asumió el ministro.

Decisiones responsables

Bajo el criterio de tomar decisiones responsables, dijo Trotta, se trabajará para defender el camino a la presencialidad. Por eso, en cuanto a la intención de apertura que mantuvieron muchos países europeos durante el último ciclo escolar y la contracara de la realidad argentina, donde apenas el 1% de los estudiantes pudieron ensayar un regreso a las aulas, el ministro respondió que las comparaciones también deben hacerse con responsabilidad. «No son las mismas realidades. Ni en los bienes públicos, ni en las características ni tiempos del sistema educativo, ni en cómo impactó la pandemia en cada hemisferio. Ha sido muy dura en América Latina. Yo siempre pongo el mismo ejemplo. Cuando en septiembre comenzaron las clases en Europa, Alemania, un país de 83 millones de habitantes, registraba 800 casos por día. Solo en la Ciudad de Buenos Aires, con tres millones de habitantes, se contabilizaban unos 1200 casos por día», indicó.

Trotta también reconoció que los pasos dados en la presencialidad no fueron significativos para el sistema educativo, pero en su defensa mencionó que más de la mitad de las provincias argentinas pudieron aplicar los protocolos y volver a las aulas. «Y lo hicieron sin vacunas. Hoy, los maestros forman parte de los grupos prioritarios.Esperamos que en marzo, con el inicio de clases, los docentes estén en proceso de vacunación. Seguramente no todos. Pero sí que sea una curva en crecimiento. Luego de los trabajadores de la salud, de seguridad y de los sectores de riesgo, donde ya entran algunos docentes, siguen ellos en la lista. Esto no resolverá el problema e insisto en que el inicio de clases no está asociado a la vacuna, pero con la vacuna se fortalece», señaló Trotta.

Prioridades

El calendario 2021 prevé como regla la presencialidad con un piso de 180 días de clases. Trotta explicó que se adecuarán los grupos de alumnos y las instituciones educativas a los protocolos sanitarios aprobados el 2 de julio pasado. Aunque no descartó realizar «los cambios que fueran necesarios» según los requerimientos que puedan llegar a surgir durante el nuevo ciclo escolar en relación al avance de la pandemia.

«No hay un debate presencialidad sí o no. Hay 17 jurisdicciones que comienzan la primera semana de marzo. La ciudad de Buenos Aires inicia el 17 de febrero y la provincia de Jujuy, el 22 de febrero. Santa Fe arranca la segunda semana de marzo, pero los estudiantes del último año de la primaria y la secundaria lo harán antes, el 17 de febrero. También en Córdoba adelantaron el regreso de esos dos grupos -detalló Trotta-. Lo que le pedimos a las instituciones y organizaciones con las que ya nos reunimos, y lo seguiremos haciendo, es la posibilidad de articular juntos para tener la mayor presencialidad posible». Por: Soledad Vallejos/Lanacion.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *