Categorías
Noticias

Filmó una película de terror en el Conurbano y ahora hará la remake en Hollywood

Demián Rugna es de Haedo y rodó “Aterrados” a pulmón, en la zona Oeste. El realizador mexicano lo contactó luego de verla y quedar encantado. También la elogió Steven Spielberg.

La infancia de Demián Rugna transcurrió en Haedo, inmersa en las escenas armadas con los soldaditos que usaba como actores y en su fanatismo por las películas de terror. Ya entonces, en él crecía un sueño: ser director de cine. Ya adulto, esa fantasía no sólo se cumplió. Su película «Aterrados» captó la atención del director, guionista y productor mexicano Guillermo del Toro, figura consagrada en Hollywood, que hará una remake del largometraje que filmó el vecino del Oeste. Nada menos.

«Aterrados» era  en verdad la ultima ficha que apostaría Demián a sus sueños. La frustración por sus tres trabajos anteriores sin reconocimiento lo habían convencido de abandonar la producción de películas , hasta que fue contactado desde la meca de la gran industria cinematográfica.

El film combina lo fantástico con el terror. Se rodó en un vecindario de El Palomar y narra la historia de tres habitantes del lugar que súbitamente comienzan a sufrir sucesos paranormales.

Demián Rugna en el rodaje de "Aterrados", en una escena que se hizo en El Palomar.

Demián Rugna en el rodaje de «Aterrados», en una escena que se hizo en El Palomar.

El director argentino asegura que la suya «es una profesión por momentos frustrante, que muchas veces te lleva a abandonar, a soltar las riendas y a pensar en otras cosas. Yo lo estaba por hacer hasta que llegó Aterrados».

Del Toro escuchó hablar de la película de Rugna por una amiga en común. Ella fue quien se la recomendó. De ahí, el cineasta se contactó con Demián por mail y empezaron las gestiones para comenzar el camino que llevará la película a los estudios de Los Ángeles, en Estados Unidos.

El director argentino ya hizo viajes para conocer al equipo que llevará adelante el proyecto.  Con una mezcla de nervios y expectativas, allí conoció a Del Toro, a quien definió como su «ídolo» desde que comenzó en esta industria. «Me dijo que la película le había gustado muchísimo y que había escenas que le dieron miedo «, cuenta el vecino del Oeste.

Cuando supo del interés del director mexicano, en su casa de Haedo a Demián lo atravesaron los sentimientos más fuertes. «Es como cuando tenés un amor correspondido o tu equipo sale campeón del mundo; te sentís afortunado porque todo el esfuerzo y todo lo que se sufrió, valió la pena», asegura el hincha de Vélez.

Demián con uno de los muertos viv os de "Aterrados", su tercera y última película.

Demián con uno de los muertos viv os de «Aterrados», su tercera y última película.

Desde que estudiaba diseño audiovisual en la Universidad de Morón y hacía sus primeros trabajos en caricaturas, Demián siempre soñó con ser una gran figura en el cine de terror.

Aunque sabía que esta industria es difícil, siempre lo impulsó uno de sus pilares: su abuela Georgina le dijo que tenía que seguir en el cine «porque algún día llegaría a Hollywood» . El director lo recordó apenas llegó la noticia de la remake. «Mi abuela falleció un año antes de que se estrenara Aterrados y creo que ella lo manejó desde el cielo», confía Demián.

Después de ese estreno, el nombre del director argentino empezó a sonar en el exterior. Su película despertó buenas críticas y hasta fue catalogada por más de 30 expertos dedicados al cine, como la mejor película de horror en Latinoamérica en los últimos 10 años.

Demián Rugna ya viajó a Los Ángeles, donde conoció a Del Toro y otros integrantes del equipo que realizará la versión hollywoodense de Aterrados.

Tal fue la repercusión, que Aterrados llegó a oídos del mismísimo Steven Spielberg. El director de ET recibió tantos comentarios positivos que le pidió a Del Toro que le pasara la película para poder verla él mismo.​

Demián se tendrá que instalar en Beverly Hills para seguir la realización de la versión hollywoodense. Tuvo, ya, unos primeros acercamientos al ese mundo, que vivió como una fantasía. «Estaba acostumbrado a viajar en el 166 y de repente me venía a buscar un chofer personal», cuenta entre risas.​

El rodaje todavía no comenzó y por el Covid-19 se pospusieron los planes, que incluyen la elección de los actores que protagonizarán la versión estadounidense de su película.​

«​Dependemos de la vacuna y de cómo se recupere la industria. El estudio venía haciendo 15 películas al año y ahora está con tres«, comenta. La evolución de la pandemia en los primeros meses de 2021 determinará los plazos, pero lo certero es que en el complicado y atípico 2020, Demián Rugna se convirtió en una gran revelación del año en el mundo del cine. Y todavía falta lo mejor./Clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *