Categorías
Noticias

Gran Bretaña. Las “cajas de la vergüenza”: escándalo por la ayuda alimentaria para los chicos

El gobierno había prometido envíos de alimentos a las escuelas. Los paquetes llegaron, pero causaron indignación. Polémica y el rol clave del futbolista Marcus Rashford.

Una foto de una mamá británica en las redes sociales de una caja de comida volvió a poner en aprietos al gobierno del primer ministro Boris Johnson y su compromiso con las comidas escolares en la pandemia de coronavirus.

Una vez más, el futbolista Marcus Rashford, el “Robin Hood de los escolares”, volvió a la primera línea para recordarle al primer ministro su compromiso. La caja que distribuyen para alimentar a 2.400.000 niños británicos es simplemente vergonzante y cuesta 5 libras y no las 30 libras por cada una que factura la empresa que las hace.

El derecho a las comidas escolares ha sido una de las grandes polémicas de la pandemia en Gran Bretaña. El futbolista Marcus Rashford del Manchester, hoy multimillonario y antes un británico que vivía junto a su madre y sus hermanos de la comida en el colegio y los bancos de alimentos en el Gran Manchester, se convirtió en la cara de esta campaña para que el gobierno de Johnson no recortara a miles de alumnos el derecho a recibir la comida en las vacaciones o cuando los colegios estaban cerrados en la pandemia.

El primer ministro birtánico, Boris Johnson, debió pedir disculpas por el escándalo de las cajas de comida. Foto:  AFP

El primer ministro birtánico, Boris Johnson, debió pedir disculpas por el escándalo de las cajas de comida. Foto: AFP

Boris primero lo ignoró. Marcus se impuso, hizo avergonzar y doblar la mano del gobierno. Lo forzó a entregar la comida. La reina Isabel lo condecoró con la Orden del Imperio (OBE).

Marcus sigue militando. El reino lo admira. Se convirtió en un “rol-model” en la tragedia sanitaria. Este miércoles volvió a poner en un brete al gobierno y forzó a Boris Johnson a llamarlo y prometerlo que, una vez más, cambiaría su política frente a la comida en las escuelas.

Un pan, un tomate, dos zanahorias, dos papas

Cuando volvió el confinamiento, Boris Johnson prometió seguir enviando cajas de comida a los alumnos por un valor de 30 libras esterlinas cada una.

Los familiares de los alumnos mostraron este miércoles las fotos de las cajas en las redes sociales. Todo lo que había era un pan, una lata de porotos, dos zanahorias, tres manzanas, un solo tomate, dos papas, una bolsita de pasta, dos barras de pan de malta, dos bananas, algunas rebanadas de queso y tres potes de yogur infantil.

La madre, que tuiteó bajo el nombre de Roadside Mum, publicó una fotografía de la comida con la leyenda: “Emitido en lugar de cupones de 30 libras. Para ser honesta, podría hacer más con 30 libras”.

Un par zanahorias, bananas, dos papas... las cajas de comidas para niños pobres en pleno invierno en el Reino Unido. Foto: Twitter

Un par zanahorias, bananas, dos papas… las cajas de comidas para niños pobres en pleno invierno en el Reino Unido. Foto: Twitter

La mamá había ido a ASDA, el más barato de los supermercados británicos. El total de la caja enviada costaba 5,22 libras y no 30 libras, como había prometido el gobierno.

Era Edenred, una empresa privada francesa, la que había sido destinada a suplir estas cajas. Faltaban en ella 25 libras de los 30 prometidos. “La empresa privada que tiene el contrato de comidas escolares gratuitas obtuvo buenas ganancias aquí”, escribió la mamá.

Marcus, el “Robin Hood” de los chicos

El delantero del Manchester, Marcus Rashford, se enfureció. “Las imágenes que aparecen en línea de paquetes de comida escolar gratuitos, lamentablemente inadecuados, son una vergüenza. ¿A dónde va el dinero? Esto necesita ser clasificado de inmediato para que las familias no pasen hambre durante el confinamiento” tuiteó.

El quinto jugador de fútbol europeo lo consideró un “acto vergonzoso”. El futbolista, que ha estado trabajando con la ONG FareShare y respalda The Times Sunday Times Christmas Appeal en apoyo de la organización benéfica de alimentos, escribió: “¿Dónde se está implementando esto? Si las familias tienen derecho a alimentos por valor de 30 libras, ¿por qué la entrega solo equivale a poco más de 5 libras? Un niño o 3, ¿esto es lo que están recibiendo? Inaceptable”.

El jugador del Manchester United, Marcus Rashford, se puso al frente de la campaña para distribuir la comida y puso en aprietos al gobierno. Foto: DPA

El jugador del Manchester United, Marcus Rashford, se puso al frente de la campaña para distribuir la comida y puso en aprietos al gobierno. Foto: DPA

El futbolista compartió otra fotografía de una caja, destinada a contener tres días de comida para una familia. Todo lo que había era una lata de porotos, cuatro manzanas, dos cartones de jugo, un cartón de gelatina, un paquete de dos galletas, un chocolate de malta para niños y varios paquetes pequeños con contenido no identificado.

Rashford escribió que se esperaba que los niños “participaran en el aprendizaje desde casa” durante el confinamiento, a pesar de tener tan poca comida para vivir. “Sin mencionar a los padres que, a veces, tienen que enseñarles cuando probablemente no han comido en todo el día para que sus hijos puedan comer. DEBEMOS hacerlo mejor. Esto es 2021”, agregó.

Boris Johnson volvió a llamar a Marcus Rashford este miércoles. Así lo contó el delantero de Manchester United, tras su “algo va mal” con las entregas gratuitas de comidas escolares. Contó que el primer ministro le había prometido “una revisión de la cadena de suministro de cajas de alimentos para niños con comidas escolares gratuitas”, luego de la indignación pública por las fotografías en las redes sociales de paquetes deficientes.

El llamado del primer ministro a Rashford

“Acabo de tener una buena conversación con el primer ministro. Me ha asegurado que está comprometido a corregir el problema de las cajas de alimentos y que se está llevando a cabo una revisión completa de la cadena de suministro. Está de acuerdo en que las imágenes de cajas que se comparten en Twitter son inaceptables“, escribió Marcus en las redes.

El gobierno dijo la semana pasada que abriría un plan nacional para proporcionar vales de supermercado. Pero mientras tanto, alentaría a las escuelas a adoptar un “enfoque de paquetes de alimentos primero”, pidiéndoles que “trabajen con su equipo de catering escolar o proveedor de alimentos”.

Tras esta tercera conversación entre Marcus y Boris, siempre en buenos términos, se cambió el rumbo.

El jefe de gobierno se defendió diciendo que construían los paquetes según las reglas de alimentación del ministerio de Educación. Pero llamó “inaceptables” a las fotos que la mamá británica mostró en las redes. Pero la guía de educación alimentaria era también lamentable: en la foto faltaba una lata de maíz dulce, un litro de leche, un paquete de jamón, y dos latas de carne para completar el paquete con calorías. Eso costaría solamente 7 libras y no 30. La diferencia entre el paquete y lo cobrado por la empresa continuaba.

Una fuente conservadora de alto rango dijo que había “una clara diferencia entre las recomendaciones del gobierno y las cajas en las redes sociales, incluida la carne, la leche y los huevos”. Agregó que el paquete destacado el martes “no cumplía ni siquiera con los requisitos del departamento de educación”.

El polémico contrato con una empresa francesa

El gobierno confirmó que la empresa francesa Edenred volvería a entregar el plan, a pesar de las críticas generalizadas por las largas demoras y los problemas de entrega, cuando se lanzó el servicio el año pasado.

Tras las quejas de padres y directores, un informe de la Oficina Nacional de Auditoría encontró que el gobierno había firmado contratos por valor de hasta 425 millones de libras esterlinas con Edenred, a pesar de que había “pruebas limitadas” de su capacidad para cumplir.

El nuevo programa de cupones semanales de 15 libras por niño estará disponible a partir del próximo lunes. La compañía también funciona en Francia en la distribución de tickets restaurantes para los trabajadores.

Matt Hancock, el secretario de salud, le dijo a BBC Breakfast: “Bueno, es claramente inadecuado, ¿no? La empresa se disculpó y con razón. Francamente, esta es una de las cosas buenas de las redes sociales. Esto podría surgir tan rápido, y luego los colegas del Departamento de Educación se pusieron sobre ello de inmediato. Y hablaron con la empresa y la empresa se disculpó y se solucionó”.

“Creo que es bueno que podamos ofrecer comidas escolares gratuitas, incluso cuando las escuelas no están. Pero obviamente tienen que ser comidas decentes y esto no fue así”, admitió el ministro.

Estamos investigando esto. Tenemos pautas y estándares claros para los paquetes de alimentos, que esperamos se sigan. Los paquetes deben ser nutritivos y contener una variedad de alimentos”, dijo el departamento de educación.

El paquete suministrado a la primera madre procedía de una empresa llamada Chartwells. La firma publicó un mensaje prometiendo “investigar de inmediato” y le dijo: “Gracias por informarnos de esto. Esto no refleja la especificación de una de nuestras cajas”. El lema de la firma es: “Nutrir el cuerpo y la mente de los jóvenes con alimentos y aprendizaje excepcionales”.

Jack Monroe, el chef y autor de “Cooking on a Bootstrap”, se especializa en preparar comidas nutritivas con un presupuesto ajustado. En respuesta a Chartwells, dijo: “Esta no es la única foto en circulación. He tenido cientos de fotos que se parecen a esta”./Clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *