Categorías
Noticias

Imputan al médico que le recetó dióxido de cloro a un paciente

El médico que recetó el dióxido de cloro a un paciente con coronavirus que luego murió en el Sanatorio Otamendi fue imputado en una causa penal tras la denuncia realizada por el Ministerio de Salud. La Justicia dispuso el allanamiento a su consultorio y allí se encontraron pruebas, según informaron fuentes de la causa.

La investigación quedó a cargo del juez federal Sebastián Casanello, que está de turno durante la primera quincena de la feria judicial de enero, quien anoche ordenó el allanamiento al consultorio de Dante Coverti, que resultó “positivo”.

La investigación se inició por la denuncia presentada ante la Policía “como un hecho de prevención”, y el objetivo del procedimiento realizado fue “preservar la prueba” que fue trasladada al juzgado con sede en Comodoro Py 2002 y ahora “será analizada”.

Esta denuncia está vinculada a la supuesta prescripción de un medicamento no autorizado al paciente Oscar García Rúa y que tendría “carácter nocivo” para la salud, un tipo de delito que se investiga en la Justicia federal.

ANMAT lanzó otra advertencia por el dióxido de cloro. Foto ilustrativa
ANMAT lanzó otra advertencia por el dióxido de cloro. Foto ilustrativa

Por ello, el médico está imputado y es investigado aunque todavía no se formuló una calificación concreta del delito que podría atribuírsela, precisaron las fuentes. El profesional de la salud recomendó la utilización de ese químico, pero en el Sanatorio Otamendi se negaron a realizar el tratamiento y fue un juez el que hizo lugar a un amparo y ordenó su aplicación.

El fallo obligó al Otamendi a a suministrarle dióxido de cloro intravenoso e ibuprofenato de sodio en nebulizaciones. Ninguno de los dos tratamientos recibió autorización de la Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT).​

El Juez federal subrogante Javier Pico Terrero, del Juzgado Civil y Comercial Federal N° 7, en su polémica medida, amparó un pedido de la familia del paciente, que estaba desesperada por encontrar un tratamiento que le salve la vida.

Durante el allanamiento que se inició poco después de las 21 y culminó a las 23, la Policía secuestró historias clínicas y recetas de dióxido de cloro, entre otras evidencias encontradas en el consultorio del neurocirujano ubicado en Ayacucho 626, de la ciudad de Buenos Aires.

Fuente: clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *