Categorías
Noticias

Inflación: 4% en Diciembre, tendrá un fuerte arrastre para Enero 2021

Así lo confirmó el Indec. El ministro de Economía Martín Guzmán había anticipado el resultado. La carne subió 15% en el mes.

La inflación subió 4% en diciembre y así se convirtió en el registro más alto de todo 2020. El año cerró con un alza de 36,1% y un arrastre importante que lleva a los analistas privados a estimar que en 2021, la suba de precios no bajara del 45% anual.

Este 4% del mes pasado estuvo marcado por los alimentos que aumentaron 4,4% y explican 1,2 puntos porcentuales del Indice de Precios al Consumidor (IPC). Con un incremento del 15%, la carne fue la gran protagonista del registro de diciembre.

Una de las señales de alarma del mes fue que la inflación núcleo, limpia de efectos estacionales, subió 4,9%, lo que marca un efecto arrastre que se hará notar en los próximos meses.

ipc-ene

Esta tarde, poco antes del comunicado del INDEC, el ministro de Economía Martín Guzmán anticipó los números de diciembre. Y remarcó que la inflación interanual estuvo 17 puntos abajo de la del 2019.

Desde Entre Ríos, Guzmán aseguró que a la inflación «se la ataca con una estrategia macroeconómica integral», y por ello se puso como objetivo reducirla «de a un cinco por ciento por año, pero de una forma consistente».

El registro de 2020 fue el más bajo de los últimos tres años. Pero aunque el ministro no lo mencionó, esa reducción de 17,7 puntos porcentuales estuvo marcada por la pandemia. Con buena parte de la actividad paralizada se hundió la demanda y con ella las chances de aumentar los precios. También contribuyó que la cuarentena le puso un corset a las paritarias, con los sindicatos más pendientes en mantener los puestos de trabajo que en recuperar poder adquisitivo. Sobre esto actuó el Gobierno estirando el congelamiento de tarifas y extendiendo los programas de Precios cuidados y Precios máximos, lo que le quitó presión al índice.

En 2020 la inflación caminó detrás del dólar. Con el cepo reforzado, el tipo de cambio oficial subió 5 puntos porcentuales más que los 36,1% que acusaron los precios.

En Entre Ríos Guzmán destacó que este año apuntan a que «el dólar y la inflación vayan de la mano«.

Desde el ministerio de Economía señalaron que los aumentos de diciembre se explican, en parte, por factores estacionales. Entre ellos, la suba de los pasajes de larga distancia y aéreos.

Respecto a la carne, en medio de la pelea con el campo los funcionarios adjudicaron la suba «al consumo estacional y al aumento de precios internacionales que aumenta el costo de producción». Aquí también influyó «el proceso de retención de hembras, la suba del precio internacional del maíz y la estacionalidad propia de las Fiestas. El resto de los rubros desaceleró respecto a noviembre, con fuerte caída en Verduras (-12%) y Frutas (6,5%)».

Otro de los golpes fuertes de diciembre fue el alza del 10% en prepagas y de 4,5% en combustibles. Los rubros con mayores incrementos en el mes fueron Salud y Recreación y Cultura, ambos con el 5,2%.

En todo el año, Alimentos y bebidas aumentó 42%. Este es el rubro que más peso tiene en la construcción del índice. Resulta curioso que otros sectores muy golpeados por la pandemia subieron más que el IPC general. De hecho, el sector con más aumentos en todo 2020 fue Prendas de vestir y calzado, con el 60%. Le siguieron Recreación y Cultura, con un alza del 48%, Equipamiento para el hogar, con el 37,7% y Hoteles y restaurantes, con el 36,3%.

Para todo el año, el Gobierno planifica una inflación de 29%, según consta en el Presupuesto. Pero los analistas la sitúan al menos 10 puntos porcentuales por encima de la de 2020. En el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del Banco Central, el promedio marca 49,8% para este año. Los salarios, las tarifas y la evolución del dólar serán las claves de los aumentos que vienen.

La consultora ACM anticipa que en los próximos meses la inflación se mantendrá «en torno al 4%» debido a factores estacionales como el turismo. Esto se combinará con la suba de precios regulados -combustible, peajes, telefonía y educación- que a su vez tendrán «impacto de segunda vuelta» sobre los alimentos y servicios.

«Nuestro escenario base es de una inflación del 50% para el 2021, con posibilidades de ser recalculado hacia la baja si los ajustes de tarifas son reducidos en el primer semestre», señala ACM.

La consultora LCG sube la apuesta. «Por ahora nuestra proyección de inflación se mantiene en torno a 55% a diciembre de 2021, lo que significaría una aceleración de casi 20 puntos porcentuales contra el cierre 2020». Y destacan que «hay una inercia que preocupa, da incertidumbre y no ayuda a la convergencia entre las expectativas de inflación con los objetivos del Gobierno».

También Ecolatina sostiene que «la inflación se acelerará este año. Hasta dónde llegará dependerá, en parte, de las decisiones del gobierno nacional: cuánto se pospondrá la corrección de desequilibrios para llegar con la economía andando al período electoral».

Bajo el supuesto de que «no hay un salto cambiario, pero que la brecha sigue alta, y con un ajuste de tarifas que permita no expandir el gasto en subsidios, la inflación cerraría en torno al 45% en 2021″./Clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *