Categorías
Noticias

Dio a luz a su hija solo 10 días después de descubrir que estaba embarazada

La mujer de 40 años no lo había advertido, hasta que el 2 de enero se hizo un test de embarazo casero. Sam Hicks, una mujer que vive en Bristol, Inglaterra, jamás sospechó que ese “exceso de peso” que tenía era, en realidad, una niña: Julia. 

Diez días después de confirmar su embarazo con un test casero, la niña nació el 12 de enero sin complicaciones en el Hospital Southmead. Creer o reventar. Sam, que trabaja en un geriátrico local, había tenido algunas sospechas durante 2020, aunque ella dice que nunca pensó que en realidad estaba gestando a su hija.

“Hubo algunas señales”, dijo el orgulloso padre Joe, “pero como Sam se había hecho numerosas pruebas de embarazo y todas resultaron negativas, simplemente lo atribuyó a problemas estomacales“, le contó a la prensa británica. 

Pero la casi confirmación llegó justo para Año Nuevo, cuando Joe sintió una “patada” que provenía de la panza de su mujer mientras estaban recostados. Allí, ambos, confirmaron que estaban “embarazados”.

La pareja sorprendida, que ya tiene a Thomas, de tres años, y a Johnny, de ocho, rápidamente se puso a hacer preparativos, como reservar ecografías y citas con médicas y parteras.

Pero Julia tenía otra idea y llegó antes de que pudieran ver a alguien. La niña, que pesó tres kilos al nacer, permanece internada en neonatología por una pequeña dificultad respiratoria, aunque no reviste gravedad. Sam ya había estado internada en noviembre por coronavirus y en ese momento tampoco habían advertido que estaba embarazada.

“Obviamente le preguntaron si estaba embarazada cuando ingresó y dijo que no, así que eso fue todo”, contó su esposo.

La pareja llegó a la sala de partos central a las 12.40 a.m. y Julia nació a las 3.14 a.m. Al principio, el hospital estaba preocupado por sus niveles de oxígeno y Julia fue trasladada a cuidados intensivos por precaución. Joe espera que Sam y Julia estén en casa en los próximos días.

Las ​mujeres que tienen un embarazo críptico desconocen que están embarazadas debido a que no presentan síntomas, modificaciones corporales o malestares propios de la gestación.

Una mujer que no sabe que está embarazada por estas razones y que tampoco tiene síntomas, probablemente vivirá varios meses sin darse cuenta del embarazo. Especialmente si antes no estuvo embarazada.

El trabajo de parto y el parto de un embarazo críptico son físicamente similares a cualquier otro embarazo. Lo único que es diferente es que la mujer, claro, no espera la llegada del bebé. Y eso, al principio, puede generar un cuadro de angustia psicológica importante. / clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *