EDITORIAL

Eduquemos

17 febrero, 2021

En este 2021 hay que volver a las clases presenciales. Sin apuros y sin demoras. Los niños y jóvenes deben regresar a ese santuario del conocimiento y la socialización. Se conocen las medidas preventivas y se pueden elaborar los protocolos adecuados para retomar la normalidad abandonada por la presencia de la imprevisible pandemia. Pero la experiencia nos permite hacer todo aquello que sea necesario para recuperar el dictado de clases.