Categorías
Noticias

Desde el martes YPF vuelve a aumentar el precio de la nafta

YPF aumentará el precio de los combustibles desde el martes. El alza tendrá un mínimo del 5%. Como hubo una recomposición impositiva cercana al 3% que alcanza a todo lo que se despacha en surtidores, la suba final será más cercana al 8%.

La compañía presentó un plan de inversiones, en el que también anunció que aplicará un aumento del 15% en sus combustibles durante este año. Sin embargo, esa cifra se refiere sólo a sus márgenes de refinación y en las alzas también inciden otros factores, como impuestos o subas en los biocombustibles por lo que el incremento final será mayor.

El anuncio de YPF de 15% dividido en los próximos 3 meses, comprende a los márgenes de refinación. Esto quiere decir que habrá una suba del 5% en lo que se queda YPF. Estos incrementos correrán durante marzo, abril y mayo. Según lo anunciado este viernes, luego durante el año no habrá nuevos aumentos.

Entre agosto y febrero, los combustibles ya subieron un 40%. Los fabricantes de alimentos consideran que esto afecta sus costos logísticos y aporta en la suba de precios en general.

Los impuestos a los combustibles también colaboran con el alza. El Gobierno actualizó los tributos y, desde este viernes, encarecen en casi un 3% el despacho en los surtidores. Si YPF lo aplica desde el próximo martes (junto al aumento), la suba alcanzará el 7% u 8%.

La actualización de impuestos es trimestral. El Gobierno puede postergarla hacia adelante. Pero la ya vigente asegura que la suba del 15% anunciada sea del 18%, como mínimo. Y futuros tributos harían que el aumento sea aún mayor. “Los próximos aumentos en los impuestos son el primero de junio, el primero de septiembre y el primero de diciembre”, describe el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren.

“Seguramente que la actualización del 1° del septiembre lo postergarían y el del 1° de junio lo podrían hacer negociando con las petroleras (YPF) para que morigeren el impacto de subas antes de las elecciones”, agrega.

Las actualizaciones impositivas en combustibles reflejan la inflación minorista del trimestre calendario anterior. “El ajuste impositivo que corre desde hoy corresponde a la inflación del cuarto trimestre de 2020. El del primero junio debería corresponder al primer trimestre de 2021 y así sucesivamente”, añade el ex funcionario.

El 15% anunciado este viernes por la compañía controlada por el Estado para todo el año justamente no contempla los impuestos. Hay una actualización ya en curso. Y faltarían otras tres más a lo largo de 2021. El Ministerio de Economía es la autoridad para decidir si decide no aplicar ninguna actualización impositiva.

En caso que Economía concrete alguna de las tres actualizaciones pendientes, la suba del 15% anunciada ya será excedida. Lo mismo alcanza a los biocombustibles. Cada recomposición en los precios que deben pagar las petroleras por ese ingrediente (con el que “mezclan” sus combustibles) genera presión sobre los costos.

Hay otro factor más que excede a la compañía. Y es el precio del petróleo crudo. Aunque hay un acuerdo para tratar de mantenerlo dentro de valores autóctonos, la suba del petróleo podría complicar ese horizonte.

“Cuando la suba del crudo no es acompañada por los precios domésticos en surtidor lo que se genera es una baja en la inversión. Es decir, habrá menos petróleo si eso sucede”, cuenta un competidor de YPF.

Las petroleras locales buscar desacoplar el precio internacional para poder hacer transacciones que no tengan que reflejarlo. De esa forma, el aumento del 15% sería más viable que si se rigen por la evolución de ese commodity o la devaluación del peso frente al dólar.

YPF está anunciando que invertirá US$ 2.700 millones durante este año. La mayoría será para no convencional./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *