Categorías
Noticias

El enojo de Alberto Fernández y las dudas por la seguridad tras los piedrazos en Chubut

Cómo fue la reacción oficial luego de los piedrazos a la camioneta en la que se desplazaba la comitiva. Hubo insultos para el Presidente. “Espero que la campaña no transite esos carriles”, se esperanzó el mandatario en la intimidad.

Manifestantes en Chubut atacaron con piedras la camioneta en la que se trasladaba el presidente Alberto Fernández, que visitaba la comarca andina luego de los incendios que arrasaron 220 viviendas y 1500 hectáreas en la última semana.

Los incidentes se produjeron cuando el jefe de Estado se retiraba del centro cultural de Lago Puelo, donde se montó el Comando de Operaciones para coordinar el combate contra el fuego tras una reunión con intendentes de las localidades afectadas.

La salida del establecimiento fue tumultuosa: grupos de activistas contra la megaminería se abalanzaron sobre las puertas y la delegación presidencial que integraban el secretario general de Presidencia Julio Vitobello, los ministros de Hábitat, Jorge Ferraresi; y Obras Públicas Gabriel Katopodis; y medio ambiente Juan Cabandié y el secretario de Comunicación Juan Pablo Biondi, quien se cubrió la cabeza con las manos la cabeza luego de que un piedrazo lo rozara. El vocero presidencial también recibió un piedrazo en la mano, que le provocó una inflamación superficial en la zona. No hubo más heridos que lamentar.

Una de las piedras que le titaron a Alberto Fernández.

Una de las piedras que le titaron a Alberto Fernández.

El Presidente ya estaba arriba de la camioneta de Parques Nacionales que trasladaba a la delegación. Los manifestantes rompieron una luneta -con una piedra del tamaño de una lata de gaseosa- y un vidrio del lado derecho del rodado. Fernández se encontraba del lado izquierdo junto a la primera dama Fabiola Yañez. Cuando la camioneta quiso arrancar, dos manifestantes se lo impidieron durante unos minutos. Arcioni nunca se subió al vehículo de la comitiva. Se fue por la puerta trasera del centro cultural y ya no volvió a sumarse a la delegación oficial. El Presidente no disimuló su enojo. 

Sin embargo, en el Gobierno minimizaron los incidentes y apuntaron contra el gobernador de la provincia, Mariano Arcioni, que se hizo presente en el lugar a pesar del pedido de Presidencia para que no lo hiciera. “Le dijimos que no viniera, porque sabíamos que podía haber quilombo, se apareció igual y se armó”, precisó un integrante de la comitiva. “Si el gobernador no venía no hubiera sucedido nada. Se lo habíamos dicho y vino igual”, se lamentó otro funcionario de la comitiva. Grupos de manifestantes denunciaron que quienes provocaron los incidentes eran infiltrados.

El gobernador, que empuja un proyecto de minería a cielo abierto en la legislatura local y adeuda salarios de los estatales de Chubut, se apersonó para recibir en el aeropuerto local a Fernández. “El espacio era vidriado, lo vieron a Arcioni y se armó el lío”, relató un funcionario. Tras los incidentes, el Presidente suspendió una actividad en una escuela, a 10 cuadras del centro cultural, donde planeaba anunciar la ayuda de Nación a los distritos afectados. Allí se enfrentaron grupos a favor y en contra de la actividad minera.

El jefe de Estado suspendió la visita por tierra a los municipios que más sufrieron los incendios y -sin Arcioni- se trasladó a El Bolsón, donde abordó un helicóptero para sobrevolar la zona de los incendios. Luego regresó a Bariloche para regresar al aeropuerto de El Palomar y desde allí a Olivos. En el Gobierno preocupa la situación social de Chubut, que se suma a los desbordes en Formosa. Play VideoManifestaciones contra Alberto Fernández en Chubut. 1

Las críticas contra Arcioni se multiplicaron en el interior del Gobierno y del oficialismo. En la delegación que acompañó a Fernández explicaron que no hubo colaboración de la policía provincial para resguardar la visita de Fernández. “Salimos del centro cultural con la custodia presidencial y con ayuda de la policía de tránsito de Lago Puelo”, explicaron en el entorno del mandatario.

Si bien en el Ejecutivo minimizaron los incidentes y hablaron de “grupos minúsculos anti-sistema”, cerca de Fernández destacaron que se analizarán si hubo fallas de Inteligencia o en el dispositivo de seguridad del Presidente, que depende de Casa Militar, a cargo de Vitobello. “Siempre hay cosas para revisar”, explicaron sin dar mayores precisiones. 

El PJ de Esquel emitió un comunicado en el que responsabilizó al gobernador. “La responsabilidad de que su visita se haya frustrado por violentos le cabe al gobernador de la provincia y a su ministro de seguridad, quienes no garantizaron la seguridad del Presidente”, señaló la delegación partidaria que responde al titular del partido a nivel provincial, el ex intendente de Comodoro Rivadavia y dirigente kirchnerista, Carlos Linares, quien días atrás acusó al mandatario provincial de abandonar a la comarca andina. 

El Presidente se mantiene prescindente sobre la cuestión de fondo. “Es un tema de la Provincia y que tienen que resolver los chubutenses. Conozco muy bien las dos miradas que hay, pero no es un tema mío”, señaló Fernández en declaraciones a la prensa.

En la delegación presidencial había bronca, porque incidentes que calificaron como “menores” corrieron del eje la visita de Fernández. “Fuimos a darle visibilidad a una catástrofe, llevamos un montón de ayuda y queda todo circunscripto a un grupo minúsculo, pero igual la ayuda queda. Eso es lo importante”, insistieron. El ministerio del Interior ya había adelantado $200 millones a la provincia y la Nación transferirá de manera directa a los municipios $354 millones para reconstruir la infraestructura y las viviendas destrozadas.

Los principales referentes de la oposición, como Mauricio Macri, Horacio Rodríguez Larreta, Alfredo Cornejo y Martín Lousteau, entre otros, repudiaron los hechos de violencia. En los despachos más importantes de la Casa Rosada no esperan que esos mensajes disminuyan la tensión política de cara a la campaña electoral. “Las bolsas mortuorias (en Plaza de Mayo) y las marchas antivacunas que promueven son más peligrosas que un piedrazo con destino a Arcioni. Sin embargo, es una muestra de civilidad que corresponde”, señaló un hombre de máxima confianza del Presidente.

13-03-2021. política. Argentina coronavirus. Manifestantes recibieron con piedras al presidente Alberto Fernández y su comitiva /El Cordillerano

13-03-2021. política. Argentina coronavirus. Manifestantes recibieron con piedras al presidente Alberto Fernández y su comitiva /El Cordillerano

Fernández registró la presencia de pocos manifestantes. Observó que había ambientalistas y opositores mezclados y una coincidencia entre ellos: todos estaban muy enojados con el gobierno provincial. “Espero que la campaña no transite esos carriles“, reflexionó el mandatario ya de regreso en la intimidad de Olivos. /Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *