Categorías
Noticias

Amor infinito. Con 82 años le donó un riñón a su hijo

Pasquale Longo, italiano de 82 años, lleva años intentado que le dejen donar uno de sus riñones a uno de sus hijos, enfermo.
La respuesta de los médicos siempre era ’no’ argumentando su edad.
Hasta que el pasado mes de diciembre consultaron a un especialista más y este les dio el visto bueno tras muchas pruebas.
La operación fue bien y ahora padre e hijo disfrutan de esta nueva oportunidad, como ha relatado Pasquale a Il Corriere della Sera tras hacerse pública su historia.
El diagnóstico para Francesco, de 53 años, llegó en 2009. Le dijeron que tenía una enfermedad, glomerulonefritis, que afectaba a los riñones, pero que esta avanzaría lenta aunque cada vez iba a peor. Desde un primer momento, su padre se ofreció a donarle un riñón, pero por toda respuesta obtenían una negativa. “Quería donarle el órgano a Francesco, sentía que debía hacerlo por él, desde que supimos de su enfermedad, en 2009. Pero ningún especialista nos daba el consentimiento. Con 82 años, pensaban que mi edad quizá fuese demasiado avanzada para soportar la operación”, ha contado Pasqueale al citado medio italiano.

Hasta que en Turín dieron con el nefrólogo Luigi Biancone y este aceptó. Eso sí, no sin antes hacerle multitud de pruebas, exploraciones y exámenes médicos para comprobar que era posible llevar a cabo la intervención sin riesgo para él. “Escuchar su ’sí’, vamos adelante, lo hacemos, fue el momento más importante de esta historia”, ha recordado emocionado este padre italiano.

El pensamiento de Pasquele para donarle un riñón a su hijo siempre fue el mismo, que Francesco tiene cincuenta años y toda una vida por delante mientras él está casi “al final” de la suya. Había otra opción, su otra hija, pero Francesco no quería que su hermana se arriesgase.

En diciembre obtuvieron el ’sí’ del doctor Biancone y a finales de enero ambos entraron en quirófano. Todo salió bien y ambos fueron puestos en la misma sala de recuperación tras las operación, uno al lado de otro. El momento de despertarse y cruzar las primeras palabras se le ha quedado grabado a fuego a este anciano.

Al abrir los ojos después de la operación y una vez pasado el efecto de la anestesia se giró y vio a su hijo. “¿Cómo estás?”, le preguntó. “Muy bien, ¿y tú?”, le respondió su hijo. “Muy bien”, contestó Pasquela, quien sentencia que “allí nuestra vida comenzó de nuevo”.

Ahora, recuperados de la operación, el deseo de la familia Longo es poder celebrar que todo ha ido bien y que Francesco se recupera satisfactoriamente de una enfermedad que le obligaba a someterse a diálisis. Pero por ahora el plan esta a la espera de que la situación epidemiológica les permita reunirse con seguridad.

Aunque la operación de padre e hijo tuvo lugar a finales de enero, esta ha sido dada a conocer ahora por la Città della Salute de Turín con motivo de la próxima celebración del Día Mundial del Riñón, que tendrá lugar el 14 de marzo. /Yahoo Noticias/Contextotucuman

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *