Categorías
Noticias

Coronavirus o infecciones respiratorias estacionales: cómo diferenciarlos

El año pasado, las enfermedades respiratorias estacionales, como la gripe, la faringitis y la neumonía, disminuyeron hasta un 80% por la aparición del nuevo coronavirus. Por estos días, ya sin confinamiento y con una mayor actividad social, parecerían estar volviendo los diagnósticos respiratorios no Covid que comparten síntomas como tos, fiebre, dolor de garganta y malestar general.

En un edificio de Villa Urquiza, sobre la avenida Olazábal, un mensaje de la administración al grupo de Whatsapp de los vecinos alertó hoy de un posible caso de Covid-19: un joven de uno de los departamentos tenía desde el sábado fiebre y otros síntomas similares a los de un resfrío. A las horas, la noticia del hisopado negativo y el diagnóstico de una infección bacteriana habitual de esta época del año calmó los ánimos y bajó el nivel de alerta.

Ayer, a un maestro de música de una escuela privada de Palermo le dieron el alta para volver a dar clases después de que la prueba para Covid-19 le diera negativo. Joaquín, de 24 años, había empezado la semana pasada con fiebre, dolor de garganta y algo de malestar muscular. Por teléfono, el médico de su obra social le indicó esperar hasta el tercer día para hacer un hisopado ante la posibilidad de que hubiese contraído la infección por el virus SARS-CoV-2. Con el resultado negativo, también se pudo precisar el diagnóstico: faringitis.

“Estamos en una pausa epidemiológica: sigue habiendo casos de Covid-19 en una meseta baja y es posible que varios de los cuadros similares no lo sean. Esto es algo que también lo podemos ver con la positividad de los testeos: la mayoría de muchas de las pruebas que indicamos no son Covid”, dijo Alejandro Chirino, neumonólogo y coordinador de la Sección de Infecciones Pulmonares de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria (AAMR).

El año pasado, en otoño e invierno, el nuevo coronavirus compitió con el resto de los gérmenes y los desplazó casi totalmente. A mediados de junio, como publicó LA NACIONlos casos de Covid-19 se imponían al resto de las infecciones respiratorias. Para entonces, se detectaban hasta tres veces menos casos de las demás enfermedades estacionales, como influenzaneumonía o bronquiolitis, respecto de 2019.

“Ahora, hay una mezcla y están apareciendo los gérmenes habituales de las infecciones de las vías aéreas superiores y los síntomas pseudogripales que no son Covid”, agregó Chirino sobre un posible aumento de las consultas con diagnósticos como gripefaringitisanginas o laringitis en estas semanas. “Estamos recién arrancando en la zona epidemiológica donde empiezan a subir los casos. Hacia mayo empiezan a aparecer habitualmente las infecciones respiratorias. Es posible que se estén viendo otros virus o agentes que producen síntomas similares”, concedió.

Para Rubén Solari, jefe del Servicio de Infectología del Centro Médico Fitz Roy y jefe de Sala del Hospital Muñiz, el mayor desplazamiento social, la vuelta de los chicos a las escuelas y el aumento de la actividad en general con respecto a marzo del año pasado podrían favorecer la reaparición de otros diagnósticos.

“Por el momento, no vemos un incremento en la consulta en el hospital, pero sin ninguna duda al haberse relajado las condiciones de aislamiento van a aparecer las enfermedades respiratorias que el año pasado no tuvimos por la cuarentena estricta”, dijo.

“Sin ninguna duda, al haberse relajado las condiciones de aislamiento van a aparecer las enfermedades respiratorias que el año pasado no tuvimos por la cuarentena estricta”

Rubén Solari, jefe del Servicio de Infectología del Centro Médico Fitz Roy

Insistió en que “lo importante” es que no se presenten como cuadros graves “que motiven la internación y se sumen a los de Covid”.

Alejandra Lafont, jefa del Servicio de Pediatría de la Fundación Hospitalaria, que se especializa en la atención de la salud materna e infantojuvenil, comentó que en las últimas semanas comenzaron a recibir consultas por las afecciones respiratorias más comunes en los chicos. En todos los casos, se trata de afecciones leves.

”Empezamos recién ahora a recibir más consultas por virosis respiratorias de los chicos relacionadas con el inicio del colegio y el contacto con pares. Por suerte, no estamos teniendo todavía un incremento de las internaciones de los cuadros respiratorios. Hasta ahora, la mayoría son leves, con consultas telefónicas o en la guardia”, explicó la especialista.

Los síntomas encienden la alarma, pero luego los hisopados dan negativo a Covid-19
Los síntomas encienden la alarma, pero luego los hisopados dan negativo a Covid-19Ricardo Pristupluk

Ante la sospecha de Covid-19, en los consultorios no se están atendiendo los casos con fiebre. “Aunque sean cuadros leves, no se atienden en los consultorios pediátricos por todas las recomendaciones por la pandemia. Entonces, se ve aumentada la demanda en los servicios de emergencias de sanatorios y hospitales”, agregó la especialista.

Indicó, además, que “con los requerimientos de los colegios para asegurar que se trata o no de un caso de Covid-19 para abrir y cerrar las burbujas, también hay una demanda alta. No tanto por la gravedad, sino por la necesidad de aclarar y decidir si un chico puede o no ir al colegio y si pueden seguir dando clases en esa burbuja. Hay muchas consultas en ese sentido”, que atribuyó al protocolo de vuelta a clases por la pandemia.

No se observa hasta ahora un aumento de los casos más graves de bronquiolitis u otras enfermedades respiratorias que demandan internación, según coincidió con los otros especialistas consultados.

Diagnosticar rápido a los chicos con síntomas es fundamental para definir cómo trabajar con sus compañeros de burbuja
Diagnosticar rápido a los chicos con síntomas es fundamental para definir cómo trabajar con sus compañeros de burbujaLA NACION

“El año pasado, estaba vigente el aislamiento total en esta época. Es posible que sea distinto este año”, continuó Chirino. “Hay ciertas medidas que, al bajar los otros gérmenes que causan enfermedad respiratoria, ayuda a que aquellos casos crónicos se exacerben menos. Esas medidas de cuidado demostraron ser muy buenas y, antes, no las teníamos en cuenta”, agregó.

Eso incluye, por ejemplo, no ir a la escuela o el trabajo y aislarse si se tiene síntomas (tos, fiebre, dolor de garganta, cefalea, decaimiento y malestar general), ventilar los ambientes y mantener el lavado de manos. “Sería importante que la pandemia sirva para ayudarnos a arraigar costumbres para mejorar los cuidados en la población”, dijo Chirino./ lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *