Categorías
Noticias

Claves para no fracasar en una entrevista de trabajo virtual

Los procesos de selección se virtualizaron por la pandemia pero muchos postulantes preferirían tener entrevistas presenciales. Es que las videoconferencias desde el hogar agregan una cuota de estrés a una situación de por sí difícil.

Según una encuesta del Grupo Gestión, realizada entre 2.223 personas, el 56% optaría por una modalidad cara a cara, el 39% escogería una videoentrevista, mientras que solo un 5% elegiría una llamada telefónica. Los encuestados mencionaron los problemas de conectividad (47%), y el hecho de no poder mostrarse como quieren (45%) como los principales argumentos en contra de las entrevistas a distancia.

La buena iluminación y la ubicación de la cámara a la altura de los ojos o un poco por encima permiten que los entrevistadores vean bien al candidato.
La buena iluminación y la ubicación de la cámara a la altura de los ojos o un poco por encima permiten que los entrevistadores vean bien al candidato.

¿Cómo salir airoso, entonces, de una entrevista laboral a distancia? Aquí, los consejos que dan los especialistas en recursos humanos.

1) Poner a punto las herramientas

La tecnología, que debe ser en una aliada, muchas veces se convierte en un enemigo inesperado. Para evitar nervios adicionales, los expertos aconsejan probar el audio y el video antes de la entrevista y familiarizarse con el canal de videollamada, además de contar con auriculares y una buena conexión a Internet.

“Si el prestador de banda ancha suele tener cortes, pueden utilizarse los datos del teléfono móvil en modo ‘Punto de acceso WI-FI’. Si se va a usar el celular y está muy cargado, vaciarlo, probar el sonido y hacer video llamada con un amigo para ver su funcionamiento”, dice César Dib, gerente sectorial de Grupo Gestión.

Todos coinciden en que es mejor utilizar una computadora de escritorio o una laptop, en lugar de una tablet o teléfono. “Así, se evitará sostenerla y arriesgarse a que el movimiento de la pantalla incomode a los entrevistadores. También, las manos quedarán libres”, señala Francisco Scasserra, director senior en PageGroup Argentina & Uruguay. Y agrega que, aunque pueda parecer evidente, “si se usa una laptop, hay que comprobar que tenga suficiente carga o que esté conectada, para evitar que se corte la comunicación en plena entrevista”,

Es fundamental “validar la plataforma a través de la cual se hará la entrevista y asegurarse de tener su última versión disponible”, advierte Sabrina Ruggiero, cofundadora de Hilo RR.HH.. “Nunca está de más una prueba previa para chequear su funcionamiento, sobre todo si no hemos operado antes con ella”. 

El día de la entrevista “es importante llegar un poco antes del horario pactado a la reunión virtual y probar que podemos ingresar a la plataforma o link que compartieron con nosotros”, aconseja Lucila Notrica, de Gestión de Talento en xubio.com. 

Por si algo falla, siempre hay que tener un “plan B”. “Que el candidato tenga a mano otra red a la que pueda cambiarse en caso de que empiece a funcionar mal la conexión o tener listo el link de la entrevista en otra herramienta alternativa, como el celular si está en computadora. De este modo, puede pasar rápidamente a ese otro plan”, dice Carolina Ghio, gerente de RR.HH de Credicuotas

2) Disponer el espacio

La elección del lugar desde el que se tomará la entrevista es clave. “¡Todo comunica! No sólo la disposición que tengamos para el encuentro – si lo tomaremos desde el celular ó desde una computadora- sino también el ruido ambiente, la iluminación sobre nuestro rostro o el fondo a nuestras espaldas serán grandes voceros de cómo nos preparamos para el encuentro y cuánto interés nos genera”, advierte Brenda Bacman, la otra cofundadora de Hilo RR. HH.

La primera cuestión es que el lugar elegido dentro de la casa tengo buena conexión a Internet. Pero además, en caso de ser posible, se debe tomar la precaución de pedir a los familiares que se desconecten durante el horario de la entrevista. “Y es importante poder estar solo en el ambiente elegido durante ese tiempo”, señala Dib.

El lugar debe contar con buena luz y estar limpio y ordenado. La luz debe permitir que se vea bien la cara. Para eso, hay que arreglar la iluminación para que haya suficiente luz alrededor del candidato y otra muy tenue por detrás, “de esa manera se verá iluminado y no aparecerán sombras que distraigan o te hagan ver extraño”, indica Scasserra.

Es mejor un fondo liso y de color claro. “Definitivamente, no hay que colocarse delante de un empapelado con diseños, estantes de discos, libros o posters. Si la entrevista se toma en un lugar público, elegir tener una pared detrás en lugar de una ventana”, agrega.

Por último, Scasserra aconseja comprobar que la cámara esté alineada con los ojos y que se está mirando al lente. “Si está demasiado alta, los entrevistadores solo verán la parte de arriba de la cabeza y si está demasiado baja, la cara se verá distorsionada y lo único que verán será la nariz. Si lo que querés es que vean tu cabeza y hombros con claridad, tampoco te sientes demasiado cerca o lejos de la cámara”, detalla.

3) Pensar en la apariencia

“Estar en casa no tiene que ser sinónimo de descuido”, advierte Dib. Al tomar una entrevista de forma virtual es importante vestirse y arreglarse de la misma forma que en un encuentro presencial.

Scasserra es más específico: “No vestirse con remera y jeans sólo porque no estás en una oficina. El candidato debe verse profesional”.

“Dado que los imponderables pueden existir, es conveniente estar vestido completamente, para evitar no poder pararse en el caso de que el candidato necesitaras hacerlo”, enfatiza Ruggiero.

También hay que tener en cuenta cuánto del candidato ven los entrevistadores. Por eso, Luis María Cravino, director de los programas de People Analytics y Desarrollo Organizacional de la Escuela de Innovación del ITBA, recomienda “alejarse de la cámara para que se lo vea erguido y su cuerpo (desde el tronco hasta la cabeza) cubra el 75% de la pantalla. Además, su voz debe ser clara y libre de ruidos”.

4) Anticiparse a las interrupciones

Poder estar solo durante la entrevista no alcanza. También hay que prever posibles interrupciones. Por eso, lo expertos recomiendan cerrar otras aplicaciones en la computadora para no distraerse con ventanas emergentes y desactivar notificaciones, además de silenciar o apagar el celular.  

Además de elegir un lugar tranquilo, puede ayudar usar auriculares para aislarse de posibles ruidos del exterior o interferencias.

“No olvidemos que todos estamos en casa y que las interrupciones o imprevistos pueden surgir tanto para el candidato como para el entrevistador. En el caso de que durante el encuentro haya alguna interrupción o ruido externo, hay que avisar al entrevistador lo que está ocurriendo y si es necesario, silenciar el micrófono para que no interfiera en el desarrollo de la entrevista”, sugiere Notrica.

Federico Carrera, director asociado de High Flow DNA, recomienda tener el número de teléfono del entrevistador a mano en caso de que se necesite un método de comunicación de respaldo. “Los reclutadores comprenden las limitaciones de las entrevistas en el hogar. No hay que castigarse si un hijo grita o si el perro interrumpe. El entrevistador está sentado en casa lidiando con las mismas cuestiones”, tranquiliza.

“Me ha pasado que el candidato estaba en obra en su casa o vivía cerca de un cuartel de bomberos, por lo que era inevitable que se filtraran esos ruidos. Por lo que aconsejo anticiparse y avisarle a la persona que los está entrevistando que tienen esos problemas y que van a estar ‘muteándose'”, ejemplifica Carolina Ghio, gerente de Recursos Humanos de Credicuotas.

Otra cuestión es que, por lo general, las entrevistas se dan en el horario de trabajo. “Si el candidato está trabajando actualmente, es aconsejable que no pacte un horario próximo a una presentación que pueda llegar a tener del actual trabajo o cerca de un deadline para mandar información”, aconseja Ghio.

5) Preparar la “performance”

Aunque la espontaneidad y el mostrarse auténtico son valorados, siempre es importante prepararse para la situación. Además de buscar información sobre la empresa, como en cualquier entrevista, en el caso de la virtualidad se agrega “practicar previamente y tener una entrevista con algún amigo o familiar y hasta incluso grabarse“, indica Carrera. “Muchas personas no están acostumbradas a hablar frente a una cámara web y es importante ver cómo uno se desenvuelve, los gestos que realiza, mantener la postura, enfocarse mirando la cámara y no perder la atención”.

Como las entrevistas a distancia pierden ese momento inicial de las presenciales en el que el selector recibe al candidato y se habla de cuestiones generales, hay que tener preparado algún “rompe hielo“. Por ejemplo, “interesarse por el impacto de la situación actual en la compañía al inicio del encuentro puede ayudar y demostrar empatía”, recomienda el Grupo Gestión.

También hay que poder utilizar el lenguaje corporal:  “Expresarse mediante gestos y mostrarse seguro y atento durante la entrevista”, dice Dib.

Al mismo tiempo, hay que tener conciencia de que no se está de cuerpo entero. Por eso “es necesario aclarar cuando se está haciendo algo para que se entienda lo gestual. Por ejemplo, si tenés un cuaderno y vas a tomar notas avisarle al entrevistador porque al no verse en la cámara, del otro lado se ve que el candidato baja la vista y está haciendo otra cosa, lo que puede parecer desinterés o que está atendiendo otro tema”, detalla Ghio.

“Una gran ventaja de las entrevistas por video es que podés tener notas y apuntes que te ayuden a no olvidar aquello que considerás importante mencionar o preguntar durante tu entrevista. Hay que colocarlos justo sobre la línea de la cámara“, señala Scasserra.

Además, todos coinciden en la importancia de escuchar y recomiendan esperar antes de hablar debido a que, con frecuencia, hay retrasos en la conexión. Esto evitará que se interrumpa por accidente al interlocutor. 

Por último, como en el caso de las entrevistas presenciales, “se deben preparar con anticipación respuestas para las preguntas comunes, como ejemplos de su experiencia o cómo logró superar cierto obstáculo o resolvió un problema de manera creativa, pero sin sonar demasiado ensayado”, sugiere Carrera.

Además, hay que responder las preguntas “de manera breve y sin prólogo y tener claridad sobre las pretensiones y expectativas”, apunta Cravino./ clarin.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *