Categorías
Noticias

Darío Monteros no quiere un PJ dividido

En medio de la ruptura del peronismo tucumano, el intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, envío un fuerte mensaje de unidad a la cúpula del partido Justicialista provincial, cuyo presidente, el gobernador Juan Manzur, asumirá este lunes la vicepresidencia del partido a nivel nacional, segundo al mando detrás del presidente Alberto Fernández. El jefe municipal arranca su pedido de unidad destacando la asunción de Manzur en el justicialismo nacional y luego recuerda el camino recorrido hasta ese hito y la lucha del peronismo en todo el país para recuperar el gobierno nacional. Este último es el ejemplo utilizado por Monteros para terminar con la “grieta” en el partido local. “Todos los peronistas tuvimos que sufrir el destrato de 4 años del peor neoliberalismo. Los que tuvimos responsabilidades institucionales resistimos, aguantamos, nos unimos, nos organizamos y pudimos recuperar el gobierno, con todos los medios de comunicación en contra, con todos los intereses financieros en contra, con la complicidad de los picaros de siempre. Aun así, vencimos. Esa es la prueba irrefutable que la UNIÓN es la que nos da la victoria a los peronistas, no los personalismos, ni los apellidos, sino la UNIDAD, por nuestra historia y sobre todo por defender los intereses de quienes representamos, los más humildes”, sentenció el intendente bandeño. El jefe municipal continúa su mensaje de unidad advirtiendo las consecuencias de un peronismo dividido, más aún en pleno armado de un nuevo frente opositor encabezado por tres referentes de la vereda de en frente como los intendentes radicales-macristas Mariano Campero (Yerba Buena) y Roberto Sánchez (Concepción), y Ricardo Bussi, líder de Fuerza Republicana, partido fundado por su padre, el genocida Antonio Domingo Bussi. “Los peronistas de base, los que tienen responsabilidad institucional y también los que conducen sabemos que no nunca es Lealtad a QUÉ, sino lealtad a QUIÉN. Ese QUIÉN es el pueblo, porque siempre que el peronismo se dividió, el que terminó perjudicado fue ese pueblo, en la nación con Mauricio Macri, en la provincia con Bussi y es nuestra obligación que eso no nos vuelva suceder”, advirtió Monteros, en clara alusión a la ruptura entre Juan Manzur y Osvaldo Jaldo. “Los Generales no mueren en las guerras, los que lo pierden todo son los soldados, los de la trinchera, los del campo de batalla. Mientras la oposición se une y se organiza, nosotros estamos descuidando nuestras primeras líneas. A rio revuelto, ganancia del pescador y en el caso del peronismo tucumano, de los paracaidistas”, concluyó el intendente./ eltucumano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *