Categorías
Noticias

Empresarios del transporte público advierten que los subsidios no cubrirán los salarios este mes

Luego de las marchas y contramarchas por la reducción de los servicios de colectivos, los empresarios del transporte público recalcaron que este mes será el más complejo para la crisis del sector.

“Abril es un mes límite, va a ser imposible afrontar el 100% de los salarios y muchas empresas no tendrán para afrontar el costo del combustible. En cuanto a las compensaciones tarifarias (o subsidios), tanto nacionales como provinciales, hasta ahora sólo tenemos incertidumbre en relación con los montos y las fechas de disponibilidad. Al igual que desde hace meses, no podemos tener certeza ni de cuánto ni cuándo cobraremos”, expuso Jorge Berretta, vicepresidente de la Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (Aetat).

La planilla salarial para los 3.600 trabajadores del sector, incluyendo cargas sociales, ronda los $ 360 millones. A diferencia del año pasado, cuando la caída de la recaudación llevó a que los salarios se paguen exclusivamente con la suma de subsidios provinciales y nacionales, este año la desactualización de los montos asignados por el Estado torna inviable esa posibilidad.

La mora en el pago de salarios derivó el año pasado en 64 días de paro de los trabajadores del transporte público de pasajeros en Tucumán.

La Nación asigna por mes, a esta provincia, $ 146,4 millones; mientras que el Gobierno tucumano mantiene el mismo nivel de fondos que el año pasado: $ 81 millones.

“El 86% de los subsidios nacionales queda en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y el 14% restante se distribuye en 23 provincias. Un detalle no menor es que el AMBA concentra el 55% de la cantidad total de colectivos; y el interior, el 45% restante. Además, por decisión política, la Nación mantiene el subsidio al gasoil en AMBA, que cesó en todo el país en 2019. Por eso es que en Tucumán se paga el litro a $ 77”, contrastó Berretta.

Los empresarios consideraron que durante el gobierno del ex presidente, Mauricio Macri, “comenzó la debacle” en el transporte público, y apuntaron a la reducción de los subsidios nacionales al interior y la quita del cupo subsidiado de gasoil. Respecto a la gestión actual, no ocultaron su decepción: “las expectativas que teníamos con este gobierno, ante las promesas del presidente (Alberto Fernández) y del ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, de federalizar los subsidios nacionales al transporte público, eran muchas y muy fundadas. En materia de transporte, a esta altura de la gestión, se está discriminando al transporte del interior, a las Pymes, a los pasajeros y a los trabajadores de la actividad. Igual que en la gestión anterior”, respondió.

¿Hay una solución?

“Necesitamos que los poderes concedentes reconozcan su responsabilidad, ya que nos fijan una obligación que tiene un costo determinado, pero regulan nuestros ingresos vía compensaciones tarifarias y tarifas. A valores nominales, la suma destinada a compensar las tarifas es inferior a lo que percibimos en 2018, por distintos factores. Solamente en este último año tuvimos un incremento del 80% en nuestros insumos, más aumentos salariales y demás. La solución debe surgir de una honesta mesa de trabajo, donde estén todos los actores del sector”, describió Berretta respecto la crisis del sector.

¿Qué medidas se necesitan? Berretta enumeró cuatro: “Como primera medida, una solución coyuntural inmediata que involucra que se respete y se haga efectivo lo presupuestado y aprobado por la Provincia para 2021, que es igual a lo de 2020 y que no se viene utilizando en su totalidad en nuestra área”, afirmó, en referencia a que en el Presupuesto 2021 se consignan fondos en subsidios por $ 165 millones mensuales, pero se asignan $ 81 millones.

“En segúndo término, planes de financiación para la quita o reducción de impuestos. En tercera instancia, un aumento lógico, y pagable por los usuarios, en el valor del viaje. Por último, que en forma inmediata técnicos y catedráticos en costos del transporte diluciden, blanqueen y sinceren el verdadero costo del transporte público para que, en base a la verdad, podamos ver cómo afrontamos y garantizamos un servicio público esencial”, concluyó.

La capital, preparada: la Municipalidad afirma que brindará un servicio de emergencia si hay un paro

Aunque todavía no pudo estrenarse, funcionarios de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán aseguraron a LA GACETA que cuentan con una flota de 150 minibuses y combis, que suelen brindar servicios de transporte escolar o recorridos turísticos, están prestas para brindar un servicio de emergencia de transporte público, en caso de que el conflicto en el sector derive en medidas de fuerza. Este año hubo un día de paro y dos días en los que los servicios se cortaron a las 21: cada vez que el servicio alternativo municipal estaba por salir a la calle, el conflicto se había superado./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *