Categorías
Noticias

Apple, acusado de vender intencionalmente computadoras falladas

La MacBook Pro que Apple lanzó en 2016 sigue provocando dolores de cabeza a la compañía estadounidense. A la demanda colectiva por el controvertido teclado mariposa incluido en esas computadoras, se suma el reciente fallo de un juez que determinó que el fabricante era consciente de una falla de origen en aquellos dispositivos y que, no obstante, continuó ofreciéndolos en el mercado sin la debida reparación.

El fallo corre por cuenta del juez Edward Dávila, quien decidió que este escándalo tech conocido como “flexgate” siga su curso. “El tribunal determina que las acusaciones de pruebas previas al lanzamiento en combinación con las denuncias de quejas sustanciales de los clientes son suficientes para demostrar que Apple tenía conocimiento exclusivo del supuesto defecto”, señaló el magistrado en un documento divulgado por el sitio Law360.

El “flexgate” y las luces de escenario

Tal como podés ver en la siguiente imagen que divulga The Verge, el problema en los cables de la pantalla en las MacBook Pro aparecidas en 2016 genera un extraño efecto en el display. En concreto, sombras y manchas que se parecen a la iluminación de los escenarios teatrales.

Cuando Apple se enteró de la falla, realizó algunos cambios en las MacBook nuevas y ofreció un programa de reparación gratuito, aunque eso lo hizo luego de recibir quejas de más de 15.000 usuarios y de la divulgación del problema en los medios de comunicación, nota la fuente mencionada.

¿Cómo avanzará el caso? El juez Dávila invitó a los demandantes, que son nueve en total, a presentar una queja judicial en conjunto. De esa forma, la petición tendrá más fuerza para avanzar hacia una resolución favorable a los clientes afectados.Demanda por un iPad explosivo

Apple enfrenta otra demanda judicial en Estados Unidos, en este caso por un iPad que habría provocado un incendio. Aquel hecho ocurrió en 2020 en Filadelfia, Pensilvania, y la queja fue presentada recientemente ante un tribunal de aquel Estado por la aseguradora que reparó los daños.

La compañía Allstate Insurance, que pagó 142.000 dólares a su cliente luego del accidente, señala que el incendio se provocó como “resultado de uno o más defectos y/o mal funcionamiento en el iPad, en su sistema eléctrico o en su batería”. En la queja, la aseguradora sostiene que su cliente no modificó su iPad, que no lo usó en forma indebida y que no alteró el dispositivo más allá de los permisos que contempla Apple. En tanto, indican que el accidente se debió a una “condición defectuosa e irrazonablemente peligrosa” del equipo electrónico. /TN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *