Categorías
Noticias

Piden extender el cierre de bares y restaurantes hasta la medianoche

Este miércoles el presidente Alberto Fernández aseguró que la segunda ola de coronavirus llegó a Argentina, por lo que lanzó una serie de nuevas medidas para tratar de contener el aumento de contagios, que ayer a nivel país volvió romper un récord al registrar más de 22.000 nuevos infectados.

Entre la serie de restricciones anunciadas por el mandatario nacional, las más severas para las zonas con mayor riesgo epidemiológico, fue la de obligar a bares y restaurantes cerrar sus puertas a las 23.

A horas del anuncio, Ernesto Gettar, titular de la Unión de Hoteles, Confiterías, Bares, Cafés, Restaurantes y Afines de Tucumán, se refirió a la medida que implicaría un nuevo golpe económico al sector, que según el empresario, aún no se recupera del 2020.

No somos un factor de contagio. No es caprichoso y no lo decimos porque sea nuestro rubro. Si vemos la curva de contagios, si uno se fija en enero y febrero cuando tuvimos el pico de turismo, nosotros somos la parte más baja. Por eso insistimos que no somos el factor de contagio”, se quejó Gettar ante las nuevas imposiciones.

El titular de la UHG, aseguró que el sector trabajó y trabaja con seriedad en el cuidado sanitario y explicó lo que significa un nuevo tope horario para trabajar. “Este decreto nos hace prácticamente desaparecer la cena, lo que implica un golpe muy fuerte para los restaurantes. Estamos con una actividad muy debilitada y el 2020 nos dejó con un endeudamiento brutal”, detalló, aunque confirmó que intentarán negociar: “Con esto es que negociamos con el Gobierno Provincial para que se pueda llevar la hora de cierre hasta las 00”, indicó.

“Acá hablamos de subsistencia. Vamos a necesitar un largo tiempo para poner en equilibrio las empresas. En total hay 12.000 trabajadores gastronómicos en la provincia. Con esto se complica la continuidad. Hay planes de pagos, salarios, negociación para pagar impuestos. Esto es sacarnos un 40% en las ventas, que es lo que significa la diferencia de una hora entre las 23 y las 00”, añadió Gettar.

Ante este panorama desalentador, el empresario pidió reforzar los controles en los lugares donde los contagios se producen para no generalizar y afectar a otros sectores. “No queremos contagios, siempre hablamos de economía y salud. Representamos nuestra tarea formal, no representamos las fiestas clandestinas. Queremos que se ajusten los controles en los lugares que deban hacerlo y no que se generalice una medida que afecta, no porque dejamos de tener ganancias, sino para recuperarnos del 2020”, solicitó.

“Desde el comienzo siempre pusieron el ojo en la gastronomía. No hay que demonizar los bares, somos los más visibles, lo único que hay que hacer es controlar. Tenemos que poner el foco donde este el problema”, finalizó./ eltucumano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *