Categorías
Noticias

Crimen del sacerdote. Herrera seguirá detenido en el Penal de Villa Urquiza

Jorge Leonardo Herrera, acusado del crimen del párroco Oscar Juárez se encuentra en el penal de Villa Urquiza desde poco más de siete meses. Fue imputado del delito de homicidio agravado por ensañamiento, alevosía y criminis causae, que contempla una durísima pena. Pero si prospera el planteo que realizaron sus defensores, podría quedar en libertad hasta que enfrente un tribunal. En un principio, el pedido había sido apoyado por una auxiliar fiscal, pero luego fue rectificado por el itular de la fiscalía de cámara.

Los defensores del acusado, Manuel Pedernera y Lucas Ramón, habían solicitado la audiencia para tratar cuatro puntos:

1- El sobreseimiento del acusado: los defensores rechazaron que el caso llegara a juicio porque consideraron que las pruebas no eran suficientes y que durante la investigación se cometieron numerosas irregularidades. Y al realizar este planteo, directamente el acusado quedaría sobreseído.

2- El cambio de imputación: pidieron que se elimine el cargo de criminis causae porque no se pudo demostrar que él haya robado un determinado monto de dinero. “No fue acreditado que haya existido ese hecho. Entonces, es imposible plantear la hipótesis de que mató para tratar de cubrir otro delito”, argumentaron.

3- El cese de prisión: solicitaron que sea puesto en libertad, ya que consideran que al haberse cerrado la investigación, no existe peligro de que entorpezca la pesquisa ni riesgo procesal, ya que fijará residencia, se someterá al control policial y judicial y quedará a cargo de sus padres.

4- La devolución de un vehículo: requirieron además la devolución del vehículo secuestrado en julio pasado.

La auxiliar fiscal de cámara María Azucena Sierra, al hacer uso de la palabra, rechazó el planteo de que la causa no llegue a juicio, pero sí compartió los pedidos de que se modifique la imputación en contra de Herrera y dictar el cese de prisión en contra del acusado. Sí pidió que espere el inicio del juicio en su casa controlado con una pulsera y que se le impongan ciertas condiciones para su cumplimiento. La querella, representada por Cecilia Robles, y Juan Andrés Robles, que representa al Arzobispado en el proceso, rechazaron todos los planteos, salvo el de la devolución del vehículo.

El juez Emilio Páez de la Torre escuchó a todas las partes y les informó que en las próximas horas dará a conocer su decisión.

EL MAGISTRADO. Emilio Páez de la Torre definirá los planteos. 

Enterado de la situación, el fiscal de cámara, Alejandro Noguera, rectificó la postura del MPF. Según confirmaron fuentes judiciales, presentó un escrito y solicitó que a Herrera se le prorrogue la prisión preventiva por seis meses. A la auxiliar se la habría separado del cargo e iniciado un sumario por su tarea.

Críticas

“Estoy muy desilusionado con la actuación de la auxiliar fiscal dentro de la audiencia porque se extralimitó. El debate debía consistir en el tratamiento de la elevación a juicio y pedido de sobreseimiento del imputado”, explicó. “Ella se adhirió sin más al pedido de libertad formulado por la defensa. Esto nos sorprende gravemente porque sabemos que el Ministerio Público Fiscal tiene una política criminal totalmente diferente a la expresa en el debate”, añadió Noguera.

Cecilia Robles, representante de la querella que asumió la familia del sacerdote asesinado, se mostró contrariada. “Nos preocupó la incongruencia de la fiscalía. Hace muy poco tiempo ratificaron lo actuado y ahora no. Por eso ya hemos solicitado al titular que rectifique o ratifique lo realizado por la auxiliar”, adelantó la profesional. “Las normas son claras cuando se plantean este tipo de cuestiones. El peligro a que se fugue es alto. En primer lugar, está muy cerca de ser juzgado y con grandes posibilidades que reciba una condena de al menos 25 años. Y después hay que tener en cuenta que tiene los recursos económicos y sociales para evadirse”, indicó la abogada.

Cecilia Robles también habló sobre el estado de ánimo de los familiares de la víctima. “Hablé con ellos y la verdad es que están desilusionados. Ellos quieren que el caso llegue a juicio lo más rápido posible. Siguen sufriendo por la muerte de su hermano y ahora esto. No entienden cuál es el mensaje que pretende dar la Justicia”, concluyó./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *