Categorías
Noticias

Tráfico de drogas en el Siprosa. La madre del acusado denuncia que lo torturan en la cárcel

“Le pido al gobierno opositor que deje en paz a mi hijo porque él no es ningún narcotraficante”, explicó Celia Sánchez la madre de Jesús Busto, el ex empleado del Siprosa que fue detenido junto a una mujer transportando 119 kilos de marihuana.

– ¿Qué tienen que ver los opositores con la detención de su hijo?

– Porque lo vinculan con todo el mundo. Jesús organizó la cena de fin de año de ATSA y lo hizo para sumarse unos porotos, no para conseguir un puesto como muchos dicen, incluso LA GACETA.

– Pero el concejal José Luis Coronel y el legislador Reneé Ramírez negaron conocer a Jesús…

– Ellos pueden decir lo que quieran, pero lo digo porque mi hermana, mi madre y yo fuimos las encargadas de hacer la comida para unas 200 personas que participaron de ese encuentro.

– ¿Y la foto que aparece posando con Coronel?

– Esa es una foto casual. Yo también me saqué una con ese señor durante una fiesta que se hizo en El Cadillal.

– ¿Coronel no influyó en su nombramiento?

– A ese trabajo se lo ganó él por su vocación de servicio. Ustedes publicaron que a él lo llevaron donde estaba porque había cometido irregularidades. Eso es mentira. Todo fue por peleas entre gays.

– ¿Qué dice su hijo de todo esto?

– Hace seis meses que me dice lo mismo: que es inocente. Ahora lo están torturando en el penal.

– ¿Quién lo tortura?

– La fiscala es la primera que lo está torturando a mi hijo por no permitir que declare. No le dejan decir su verdad. Todo porque él no quiso firmar el acuerdo que le ofreció la anterior defensora de apellido Cisneros.

– ¿De qué acuerdo habla?

– Que él se hiciera cargo de todo. Que él dijera que la droga que le secuestraron era suya, pero nada que ver. Él se negó y ahora vive amenazo.

– ¿Quién lo amenaza?

– Los otros presos. Vive escoltado por los guardias porque lo quieren agredir todo el tiempo.

– ¿Por qué lo quieren agredir?

– No lo sé. No puedo decir nada.

– ¿Y de quién eran esos 119 kilos de marihuana?

– De ella. De Mónica Costilla. Ella lo llevó engañado al lugar donde fueron porque sabía muchas cosas de él.

– ¿Qué cosas sabía?

– Ella haciéndose la amiguita, le sacaba información. Le preguntaba qué tipo de controles hacía y dónde trabajaba. Y este tonto le dio todos esos datos. Hasta le sacó los permisos para viajar.

– ¿Qué es lo que pretende?

– Que lo dejen declarar, que cuente toda su verdad y que se sepa que la droga era de Costilla./ lagaceta.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *