Categorías
Noticias

Gastronómicos: “Cerrar a las 23 representa una pérdida del 40%”

Este viernes los integrantes del Comité Operativo de Emergencia (COE) se reunieron con ministros e intendentes y ratificaron la adhesión de la provincia al decreto nacional que establece nuevas restricciones hasta el 31 de abril, con el fin de contener el avance de la segunda ola de Covid-19.

Entre las restricciones anunciadas el miércoles por el presidente Alberto Fernández se encuentra el cierre de bares y restaurantes a partir de las 23. En Tucumán, esta medida generó un amplio rechazo de los propietarios y presentó cierta resistencia de los intendentes Germán Alfaro (San Miguel de Tucumán) y Mariano Campero (Yerba Buena), quienes, en líneas generales, manifestaron su acuerdo a la implementación de las nuevas medidas.

“Tomamos con mucha preocupación la restricción del horario de cierre, que saca la cena de la carta de los bares y restaurantes”, le dijo a este diario Ernesto Gettar, titular de la Unión de Hoteles, Confiterías, Bares, Cafés, Restaurantes y Afines de Tucumán.

En diálogo con eltucumano.com, Gettar adelantó que el próximo lunes se conformará una mesa de trabajo con representantes del gobierno para evaluar qué herramientas del Estado se pueden usar en favor de nuestro sector.

“Por pedido de la Cámara y de los intendentes de San Miguel de Tucumán y Yerba Buena, el gobierno accedió a consultar con las autoridades nacionales sobre la posibilidad de autorizar a los bares a cerrar a las 00”, explicó.

Por otro lado, el titular de la UHG aseguró que cerrar a las 23 va a producir una merma en las ventas, ya que la cena representa el 40% de los ingresos de los bares y restaurantes. 
En cuanto a la situación económica general del sector, los números son preocupantes: según Guettar, fueron 257 los bares y restaurantes que cerraron sus puertas desde el inicio de la pandemia, lo que representa un 25% del total de locales de este rubro.

Una vez más, el titular de los gastronómicos insistió en que los bares no son un foco de contagio, ya que los propietarios cumplen a rajatabla con los protocolos de bioseguridad. “Si bien puede ser cierto que algunos locales no respetaron el protocolo, también hay que decir que la gran mayoría trabajó de una forma muy ordenada, con muchos cuidados y respetando el protocolo. El problema es que hay que hacer respetar el protocolo, que se cumpla. Para eso hay que intensificar los controles y sancionar a quien no esté en orden”, fustigó.

“Continuar con la restricción horaria derivará en el cierre de más locales y en muchas familias que quedarán sin trabajo”, cerró. / eltucumano.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *