Categorías
Noticias

Nación insiste que el transporte público circule con ventanillas abiertas

Preocupado por la incidencia del transporte público en la catarata de contagios producidos en los últimos días, el gobierno de Alberto Fernández analiza por estas horas nuevas medidas vinculadas a la circulación. En una convocatoria decidida sobre la marcha, el jefe de gabinete Santiago Cafiero recibió a partir de las 10 al ministro de Transporte, Mario Meoni, y a sus pares de Salud, Carla Vizzotti, y Seguridad, Sabina Frederic, para analizar los pasos a seguir. Más allá de la obligatoriedad de las ventanillas abiertas en trenes y colectivos (una medida vigente desde hace casi un año que no se cumplió) no hubo grandes anuncios. Los permisos para circular en el transporte seguirán vigentes, afirmaron desde la Casa Rosada.

Más que medidas nuevas, lo que hicimos fue ratificar medidas que ya está vigentes”, dijo Meoni a la salida de la reunión a periodistas acreditados en Casa Rosada. “Es enfermedad o frío, habrá que viajar abrigados”, agregó el ministro en relación a la forma en que circularán los medios de transporte “ni bien las empresas acondicionen sus coches”.

Pensada para discutir “el fortalecimiento de las medidas de prevención, ventilación y control en el transporte público”, la reunión podría ser el punto de partida para nuevas medidas. Más allá de la prohibición de circulación de 0 a 6 establecida en el decreto presidencial del viernes, no se establecieron variantes de importancia en el transporte público, que sigue permitido para los rubros considerados “esenciales” y los vinculados a la temática educativa, igual que la semana pasada.

“Con la baja de cantidad de casos, al transporte empezó a subir más personas de las que estaban habilitadas”, reconoció Meoni la semana pasada. De todos modos, el ministro negó que se esté por implementar algún cambio para reducir la cantidad de pasajeros o aumentar las frecuencias. “Las aglomeraciones son muy difíciles de evitar, el ordenamiento laboral concentra la actividad de 7 a 9, y en ese horario se mueve mucha gente”, agregó el ministro. En relación al impacto de las aulas abiertas en el transporte, Meoni afirmó que “representan alrededor de un 20 por ciento del tráfico total, entre 300.000 y 400.000 personas por día. No creo que modifique sustancialmente el impacto”, dijo el ministro.

Mientras desde el Gobierno aseguran que se ajustaron los controles, desde las redes sociales insisten en que la verificación de los permisos de circulación se aplican de manera parcial, y se repiten en los medios de comunicación las imágenes de trenes y subtes atiborrados de pasajeros en las horas pico en la zona metropolitana. Desde la ciudad de Buenos Aires, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta estableció días atrás el libre estacionamiento en el centro porteño para descomprimir el transporte público, aunque la medida también tiene un efecto parcial en relación a la cantidad de pasajeros del transporte público. “Buscamos un equilibrio entre mantener la actividad económica y contener la segunda ola”, definió Meoni.

“Se está analizando en forma permanente y diario todo, pero las medidas recién se tomaron el viernes, hay que ver. Va a depender del acatamiento social”, agregó un rato después Vizzotti, intentando tranquilizar los ánimos./ lanacion.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *