Categorías
Noticias

El no consumir fibra alimentaria estaría relacionado con no ir frecuentemente de vientre

Así lo expresó la secretaria general del Comité de Docencia e Investigación del hospital Centro de Salud, doctora Claudia Gadea, al referirse al estreñimiento crónico que se caracteriza por las deposiciones poco frecuentes o la dificultad para evacuar, que se manifiesta durante varias semanas o más.

Según la profesional, al estreñimiento se lo puede clasificar en crónico o leve y a la franja etaria a la que pertenece, es decir si el paciente es joven o de la tercera edad. “Hay factores involucrados en esta patología como la dieta. Aunque el estreñimiento ocasional es muy común, algunas personas experimentan estreñimiento crónico que puede interferir en su capacidad de realizar sus tareas diarias. El estreñimiento crónico también puede provocar que las personas hagan demasiada fuerza para defecar”, explicó.

En la oportunidad, Gadea explicó que la principal causa de estreñimiento es la dieta y los hábitos inadecuados. “También están las convenciones sociales, como por ejemplo una mujer no va ir a un baño que no sea de su casa y con el correr del tiempo va a ir tendiendo a tener constipación. El ignorar o postergar en forma habitual el deseo defecatorio se asocia a un deterioro en el reflejo rectal”, detalló.

Una vez que se determina que el paciente tiene estreñimiento y no resulta con dieta y la actividad física, la profesional explicó que existen fibras comerciales y distintos tipos de laxantes. “Hay tratamientos farmacológicos, pero muchas veces agrava el problema, ya que la mayoría produce irritación de la mucosa colónica o una motilidad intestinal irregular y descoordinada que induce una defecación a costa del reflejo rectal. Por lo tanto, no deben ser usados de manera permanente ni sin previa evaluación médica. El tratamiento principal es el cambio en la dieta, la que debe ser rica en fibra y realizar actividad física”, aconsejó.

Por último, sostuvo que esta patología puede ser empezada a tratar por un médico clínico y un nutricionista para una dieta balanceada y, en el caso que no haya resultados, el paciente debe recurrir a un gastroenterólogo.

Algunos consejos que ayudan a evitar la constipación crónica

  • Incorporar abundantes cantidades de alimentos ricos en fibra en tu dieta, incluidos los vegetales, frutas, cereales integrales y salvado.
  • Consumir menos alimentos con bajo contenido de fibra, como los alimentos procesados y los productos lácteos y la carne.
  • Beber mucho líquido.
  • Mantenerse lo más activo posible y procurar hacer ejercicio periódicamente.
  • Procurar controlar el estrés.
  • Cuando se sienta el impulso de defecar, no pasarlo por alto.
  • Procurar establecer horarios regulares para evacuar el intestino, especialmente después de una comida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *