Categorías
Noticias

La actividad física diaria mejora las condiciones inmunológicas para enfrentar el Covid-19

Un nuevo estudio confirmó que quienes no recibieron la vacuna tienen una sencilla manera de evitar el covid grave. El trabajo se realizó estudiando los casos de 50 mil californianos, y la conclusión fue contundente: quienes realizan al menos 20 minutos de ejercicio por día tienen más posibilidades de evitar la internación por covid.

Los datos, recopilados antes de que se comenzara con la campaña masiva de vacunación, no dieron indicios de que el ejercicio reemplazara a la inmunización, pero sí dejaron en claro que la actividad física reduce el riesgo de un cuadro de covid grave.

El estudio concuerda con la evidencia que se tenía anteriormente. Las personas en buen estado físico son menos propensas a contraer enfermedades virales como resfríos, y además se recuperan más rápido, debido a que el ejercicio mejora la respuesta inmunitaria.

Si bien las infecciones con coronavirus todavía no han sido estudiadas lo suficiente como para saber si el estado físico puede incidir en la posibilidad de contraer la enfermedad, hay estudios muy alentadores al respecto. Por ejemplo, una de las investigaciones -publicada en The International Journal of Obesity- indica que quienes pueden caminar con rapidez desarrollan covid grave en mucha menor proporción que quienes caminan despacio.

En California, mientras tanto, investigadores de Kaiser Permanente Southern California, la Universidad de California en San Diego y otras instituciones compararon la frecuencia con la que las personas hacían ejercicio con el hecho de que acabaran hospitalizadas por covid.

Más volumen y menos intensidad: así debemos retomar el ejercicio según los  cardiólogos | El Comercio

20 minutos de ejercicios diarios tiene un resultado alentador.

Esto se pudo hacer debido a que Kaiser Permanente lleva registro desde el 2009 de cuánto ejercicio hacen sus pacientes en la historia clínica. Los investigadores seleccionaron 48.440 pacientes anónimos a los que les habían registrado los datos de ejercitación y que habían sido diagnosticados con covid-19.

Los casos fueron divididos en tres grupos: quienes se habían ejercitado -en promedio- 10 minutos o menos a la semana, quienes ejercitaban más de 20 minutos diarios y un grupo intermedio. Además se tomaron en cuenta los factores de riesgo de cada paciente antes de sacar las conclusiones.

Los resultados fueron sorprendentes: los menos activos eran hospitalizadas por covid el doble que las que estaban en el grupo más activo. Además, si eran hospitalizadas tenían un 2,5 más de posibilidad de morir. También perdían contra el grupo algo activo, ya que presentaban 20 por ciento más de posibilidades de ser internadas, y 30 por ciento más de posibilidades de morir./Mdzol 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *