Categorías
Noticias

El dólar blue se aceleró y sube $5 en la semana

Este jueves el dólar blue se despertó del letargo y alcanzó los $147 para la venta, la suba más alta desde principios de marzo. La segunda ola de coronavirus, el ruido político mediante y las dudas que genera la economía argentina en un año de elecciones y pandemia, hace que el mercado se encuentre ante un escenario de incertidumbre y los activos locales carecen de atractivo para los inversores.

La divisa que se vende en el mercado paralelo anotó su tercera suba en lo que va de la semana. El lunes había subido un peso, el miércoles escaló otro más y en esta nueva jornada financiera trepó tres pesos, acumulando una suba total de $5. Se trata de la escalada más fuerte desde principios de marzo.

Hoy el minorista cerró estable en los $98,25 según las pantallas del Banco Nación. El mayorista, cuya demanda está acotada por los controles cambiarios y el cepo que mantiene el Banco Central, alcanzó los $93,07.

El “solidario” continuó registrando el valor más alto del mercado. Pasa que con el recargo del 30% por el impuesto PAIS y la percepción del 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias, el precio final del dólar ahorro alcanza los $162,11.

Pasadas las 16 horas, los dólares financieros operaban sin mostrar variaciones significativas. El dólar MEP, o “Bolsa” se vendía a $145,61, mientras que el dólar contado con liquidación (CCL o “Cable”) cotizaba a $152,57.

“A nivel cambiario, aprovechando todavía el exceso de divisas comerciales, es que el BCRA sigue comprando en simultáneo con ¨pisar¨ al dólar mayorista al validar que corra apenas a la mitad de la inflación. En cambio, los dólares financieros – que son más representativos “termómetros”- siguen reflejando intenciones de un reacomodamiento alcista, aun cuando debe lidiar con las intervenciones que siguen regulando de cerca el ritmo de deslizamiento, en busca de extender la pax cambiaria”, analizó Gustavo Ber, economista de Estudio Ber.

En cuanto al riesgo país, hoy cedía dos puntos y se posicionaba en los 1594 puntos básicos. Hasta el momento, el índice que elabora el banco JP Morgan acumuló una suba de 222 puntos en lo que va del año y 490 desde que se reestructuró la deuda en septiembre pasado.

“El riesgo país aún merodea en los 1.600 pb., sin poder de reacción más allá de la positiva lectura que dejó la última licitación de deuda en pesos, indispensable para poder administrar ordenadamente el ¨roll-over¨ durante el año”, agregó el economista.

A su vez, los bonos argentinos emitidos en el canje de deuda operaban con algunas alzas. En el exterior, el Bonar 2035 presentaba un ascenso del 2,1%, mientras que a nivel local el AL35 crecía 1,6%.

Merval
MervalMarcos Brindicci – Reuters

¿Qué pasa en la bolsa?

Este jueves el S&P Merval operaba con una ligera baja del 0,5%, en las 47.377 unidades. La bolsa porteña era liderada por Transportadora de Gas del Norte (3,2%), Transener (2,2%) y Grupo Financiero Valores (1,3%). En sentido opuesto, el Banco Francés registraba una merma del 2,4%, seguido por Cresud (1,8%) y Loma Negra (1,3%).

En cuanto a las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, conocidas como ADRs, hoy tendían a la baja. Los papeles del Banco Francés retrocedían 1,9%, seguidos por YPF (1,8%) y Tenaris (1,8%), mientras que IRSA Propiedades Comerciales se recuperaba tras días de grandes caídas y rebotaba un 3,3%.

El ruido político que genera las discusiones entre el Gobierno nacional y porteño por las clases presenciales, sumado de las restricciones de circulación y el fuerte golpe que generó la segunda ola de coronavirus en el país, hace que para los economistas la Argentina se encuentra ante un “combo” que irradia una elevada incertidumbre entre los operadores, generando que los activos locales no logren despertar el interés “a pesar de las castigadas valuaciones”.

“Ocurre que más allá del alivio que representa la positiva última licitación de deuda en pesos, en busca de administrar ordenadamente el ¨roll-over¨ durante un año electoral, crecen las preocupaciones por las repercusiones económicas de la segunda ola. Ello se debe a que las restricciones sanitarias podrían ampliar aún más las necesidades de financiamiento local, único mecanismo para evitar caer en una mayor emisión monetaria”, cerró Ber.LA NACION

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *