Categorías
Noticias

Coronavirus. Miguel Lifschitz fue conectado a un respirador

A casi dos semanas de contagiarse coronavirusMiguel Lifschitz empezó a recibir asistencia respiratoria mecánica en un sanatorio privado de Rosario. El exgobernador de Santa Fe sufrió un empeoramiento de su salud este sábado mientras se encuentra bajo tratamiento en el una sala de terapia intensiva, según informaron quienes están a cargo de su atención.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Provincia había ingresado al sanatorio el lunes para someterse a una serie de exámenes, con el fin de evaluar su estado de salud. A partir de los resultados, los médicos decidieron que se quedara en una sala de cuidados generales para seguir de cerca su evolución.

Dos días después de ser internado, Lifschitz fue trasladado al sector de cuidados intensivos. Voceros del exintendente de Rosario precisaron que tenía un cuadro de “compromiso pulmonar” compatible con covid-19. Este viernes, los especialistas hicieron nuevos estudios para reevaluar la estrategia del tratamiento del legislador, de 65 años, y finalmente optaron por brindarle mayor soporte terapéutico.

La preocupación por el estado de salud del dirigente del Partido Socialista (PS) fue creciendo en los últimos días a raíz de su internación y el tema incluso fue abordado por el presidente Alberto Fernández durante su reciente visita a Rosario. Durante el acto que compartió con el gobernador Omar Perotti, el primer mandatario confesó que no estaba al tanto de la enfermedad del diputado provincial y expresó, consternado: “Le mando un abrazo inmenso y ruego por su mejoría“.

Lifschitz empezó a sentir los primeros síntomas de coronavirus hace dos semanas y decidió aislarse de manera preventiva. El domingo 11 de abril confirmó el diagnóstico del test a través de redes sociales, aunque por entonces su estado de salud general era bueno.

Pasada la primera semana de cuarentena en su domicilio, el legislador santafesino fue el principal ausente en las elecciones internas del socialismo. El último domingo, la lista que armó su sector se impuso con la candidatura de Mónica Fein. La exintendente de Rosario venció a Roy Cortina y Eduardo Di Pollina en la disputa y se convertirá en la primera presidenta de la historia del partido de la rosa a nivel nacional.

La noche de los comicios, el referente del Frente Progresista participó en una reunión por videoconferencia para celebrar el resultado. Más tarde, envió un mensaje online en el que destacó el “gran triunfo” en las urnas. Además, consideró que la renovación de autoridades les “permitirá recuperar la esperanza en un proyecto socialdemócrata para la Argentina”.

Junto al exgobernador Antonio Bonfatti, Lifschitz fue uno de los artífices de una victoria que refuerza la posición del PS como integrante de una tercera coalición electoral. De esta manera, perdieron terreno quienes proponían acercamientos hacia Juntos por el Cambio o el Frente de Todos. A principios de año, el diputado provincial había manifestado interés por ser candidato a senador nacional en las próximas elecciones para recuperar el lugar que perdieron en 2015, cuando terminó el mandato de Rubén Giustiniani./Clarin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *